Lo siento, Indy, pero…

imagesCAOPN3D5_indiana

Aunque tengo un (confesable) pasado como licenciado en arqueología, y que disfruté mucho de las aventuras de Indiana Jones -coincidió en la época que hacía la carrera- he de hacer algunas observaciones, en particular en lo que respecta la 1 ª película:

  • Indy tiene más bien un perfil de cazador de tesoros (o clandestino, en la terminología profesional), no de un arqueólogo. Busca piezas de coleccionista y, en caso de no encontrarlas, recurre al mercado negro, todo ello a golpe de látigo y de revólver. ¡Y además, resulta que es profesor universitario y que debe dar ejemplo!
  • Precisamente, como profesor, hay una escena en la que habla de “Neolítico”, mientras está contando no sé qué de unas tumbas etruscas (que parecen más bien megalíticas) . Con esta empanada mental no hubiera aprobado ni segundo curso de carrera, seguro.
  • Al principio de la película, toda una tribu de indígenas, con arcos y cerbatanas, acostumbrados a cazar piezas pequeñas a distancias medias, son incapaces de hacer blanco en el rapidísimo atleta llamado Indiana Jones.
  • Resulta que todas las cámaras o salas en donde entra Indy no están sepultadas bajo tierra; es decir, no hay que excavar, todo está en perfecto estado de revista (con un poco de polvo y unos cuantos bichos indeseables). La realidad no es así …
  • ¿Y cuánto tiempo tarda en cerrarse la puerta de piedra de la cueva? Lo justo y necesario para que Indy pueda cruzarla sin despeinarse (con látigo incluido). Hasta ahora no se ha descubierto ninguna civilización que se dedicara al montaje de este tipo de trampas tan sofisticadas (e ineficaces…)
  • Y en la misma cueva, podemos ver como unas cañas o palos afilados atraviesan los cuerpos de los pérfidos profanadores de tumbas del siglo XX. Por desgracia, los arqueólogos no suelen encontrar restos materiales antiguos de origen orgánico, sencillamente porque, con el tiempo, se pudren y desaparecen, pero, no sé, tal vez la selva amazónica regenera la madera…
  • Indy siempre tiene a mano el libro apropiado para cualquier contingencia o duda científica (¡el sueño de todo arqueólogo!)
  • No obstante, Indiana necesita la ayuda de un viejo destartalado para descifrar unos símbolos antiguos; este viejo debía ser el mejor arqueólogo de los años 30, pero de incógnito. Sin embargo, cualquier estudiante de arqueología le hubiera dicho a Indy que aquel tipo de escritura en una pieza egipcia era bastante inverosímil…
  • ¿Cómo es que los nazis excavan tranquilamente en Egipto -que entonces era un país probritánico- con todo un ejército del Afrika Korps (no creado hasta 1941)?
  • ¿Y cómo, con esta vigilancia, se puede colar allí Indiana y montar su propia excavación?
  • Los arqueólogos alemanes, por cierto, eran líderes en egiptología. No tiene pies ni cabeza que Hitler tuviera que recurrir a un “experto” francés. Pero bueno…
  • La chica resulta que también es una experta en armas; sólo hay que ver cómo se carga un montón de nazis desde el avión sin haber disparado nunca antes (supuestamente) con una ametralladora doble.
  • Indy y su amigo encuentran el arca y -con una fuerza increíble- quitan la losa de la cista (caja de piedra) que la protegía, y se la llevan como si nada entre los dos; recomiendo leer la descripción que hace Howard Carter de las complejas operaciones necesarias para llegar al sarcófago de Tutankhamon.
  • Como es obvio, los egipcios siempre llenaban de momias y serpientes todos sus edificios; ya pensaban en asustar a los turistas del futuro…
  • ¿Cómo se lo hace Indy para subirse al camión cuando está siendo arrastrado a gran velocidad por el suelo? ¿Tal vez es obra de su látigo mágico?
  • ¿Y cómo entra en el submarino que se está sumergiendo? ¿Cómo es que no lo reconocen dentro? ¿O es que se pasa todo el viaje pegado al periscopio bajo el agua?
  • ¿Cómo es que los nazis no lo pelan de una vez por todas cuando lo tienen a tiro? ¿Les gustan los retos imposibles ?

Y que conste que siento un gran afecto por este personaje, y que otras películas que iban de serias -el caso de ” Cleopatra”- hicieron cosas peores, como hacer pasar a Cleopatra y su séquito por debajo del arco de Constantino (¡que nació 300 años después de morir la reina egipcia!). O sea, que cualquier parecido con la realidad histórica-arqueólogica es pura… casualidad.

Pero, en fin, ya se sabe: that ‘s Holywood!

(C) Xavier Bartlett

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s