Homenaje a Andreas Faber-Kaiser

Andreas Faber-Kaiser
Andreas Faber-Kaiser

El pasado año 2014 se cumplieron 20 años del fallecimiento del investigador español de origen germano Andreas Faber-Kaiser (1944-1994). Después de tanto tiempo, es posible que para muchas jóvenes generaciones o para personas poco introducidas en el ámbito de “lo paranormal”, Faber-Kaiser sea prácticamente un desconocido. Sin embargo, para las personas que lo conocieron personalmente o para los muchos que siguieron sus libros y publicaciones o sus programas de radio, no cabe duda de que AFK fue todo un referente en su época, e incluso más allá de su fallecimiento, hasta el punto de haberse convertido prácticamente en un mito.

Realmente es difícil glosar en unas pocas líneas la figura de AFK. Se podría decir que fue escritor, ufólogo, periodista, investigador independiente… y todo ello tal vez sea una simplificación. Por ello, sería aconsejable comenzar por una breve biografía que abarque los aspectos más destacados de su recorrido vital y profesional.

Andreas Faber-Kaiser nació el 5 de abril de 1944 en Barcelona y cursó estudios de Filosofía y Letras. Su interés por la astronáutica se tradujo en un estudio titulado “Repercusión de la astronáutica en la vida del hombre”, por el que obtuvo en 1972 el Premio Nacional de Astronáutica “Julio Marial”. Asimismo, ya en 1971 publicó su primer libro, ¿Sacerdotes o cosmonautas?, que marcaría sus primeros pasos en las investigaciones tan en boga en aquellos tiempos sobre la llamada teoría del antiguo astronauta. Posteriormente, en 1976, fundó –junto con el periodista argentino Alejandro Vignatti– la ya mítica revista Mundo desconocido, que significó todo un hito en los estudios ufológicos y paranormales. De hecho, esta publicación fue distinguida en 1980 con el premio Secinter a la mejor revista especializada y fue reconocida como una de las tres mejores de su género en todo el panorama mundial, con colaboraciones de autores internacionales de primera fila.

Portada del n.º 1 de "Mundo desconocido"
Portada del n.º 1 de “Mundo desconocido”

En 1982 se dejó de publicar Mundo desconocido, pero a día de hoy sigue siendo una revista “de culto” y sus ejemplares impresos son objeto de coleccionismo por parte de una minoría de seguidores entusiastas. No obstante, hay que resaltar que gracias al empeño de su hijo Sergi, varios de estos números de Mundo desconocido pueden ser leídos en formato digital en la web http://andreas.faber.cat. Siguiendo la línea editorial, años más tarde, AFK asumió la tarea de coordinador internacional de la revista Más allá de la ciencia, otra notable publicación en el campo de las paraciencias.

Por otra parte, y en paralelo a la dirección de Mundo desconocido, AFK emprendió múltiples investigaciones y viajes por diversos rincones del planeta que culminaron en la publicación de varios libros, la mayoría de ellos a caballo entre la ufología, la historia oculta y el mundo de la conspiración. En este complicado viaje en busca de la verdad intentó siempre abordar los temas con rigor y racionalidad, sin importarle demasiado lo que pudieran opinar los demás sobre su trabajo. Naturalmente, es muy posible que cometiera errores y que formulara especulaciones con poco fundamento, pero nadie está exento de error cuando transita por terrenos nuevos e inexplorados.

nubes_AFKAsí, merece la pena recordar su trabajo de campo en lugares tan lejanos como la Cueva de los Tayos (en la selva ecuatoriana) o las ruinas megalíticas de la isla de Pohnpei (en el Pacífico). Entre sus libros cabe destacar los siguientes títulos: Jesús vivió y murió en Cachemira (1976), Las nubes del engaño (1984), Fuera de control (1984), Pacto de silencio (1988) y El muñeco humano (1989). Todas estas obras fueron atrevidas en sus planteamientos, pero debemos resaltar en especial Pacto de silencio, por cuanto fue una difícil incursión en el terreno de la actualidad política y social española, destapando toda una conspiración para ocultar las auténticas claves del denominado “Síndrome Tóxico” [Véase el artículo publicado en este mismo blog sobre este asunto].

En la faceta de divulgación en los medios de comunicación, AFK dirigió dos programas radiofónicos en Catalunya Ràdio. Desde 1988 lideró y presentó el espacio Què volen aquesta gent (“¿Qué quiere esta gente?”), centrado particularmente en temas ufológicos, y entre 1988 y 1994 condujo el programa Sintonía Alfa, con un extenso contenido de temáticas alternativas y esotéricas. En estos programas se rodeó de colaboradores de alto nivel, especialistas en diversas disciplinas, y de algunos amigos muy próximos, como el también desaparecido André Malby. Muchos de estos programas también están ya disponibles para el público en la web antes citada de Sergi Faber.

Además, AFK tuvo el honor de introducir por primera vez los estudios ufológicos en la universidad española. Esto sucedió con motivo de un curso especializado de extensión cultural titulado “Grandes enigmas: los OVNIs”, organizado por la Universidad Complutense de Madrid en agosto de 1992, en el cual impartió la primera ponencia.

Finalmente, se le diagnosticó la enfermedad del SIDA y falleció en 1994, a punto de cumplir los 50 años de edad. Para él mismo resultaba un misterio cómo se había podido contagiar de tal virus y se preguntaba “si había ido demasiado lejos” en sus investigaciones. Y basta recordar que Lluís Botinas, amigo personal de AFK, está convencido que –a la vista de las pruebas científicas– el SIDA, como tal enfermedad, no existe. En todo caso, y en esto coinciden varios investigadores independientes, AFK fue muy valiente, casi temerario, y quizá esta actitud le pudo costar la vida.

web_AFK
Página web de Sergi Faber dedicada a su padre

Dotado de una gran intuición y perseverancia, AFK supo ver que detrás de una ciencia supuestamente madura y establecida, se escondían miles de interrogantes que le hacían cuestionar por completo la naturaleza de la realidad que vivimos. Esa es la razón por la cual bebió en las fuentes de la ufología pero luego se adentró en los muchos enigmas de la historia y la arqueología hasta llegar al esoterismo auténtico (no al “de feria”), a los conocimientos ocultos y al ámbito de la conspiración. Y, en fin, por qué no decirlo, AFK buscaba en última instancia las claves de nuestra existencia y de la libertad del propio ser humano, y quizás lo que encontró (o creyó encontrar) fue mucho más perturbador de lo que hubiera podido imaginar.

Como muestra de este pensamiento abierto que cuestiona lo que se da por cierto (sobre todo en el ámbito de la historia), me permito rescatar este fragmento de la introducción de su libro Las nubes del engaño:

“Se dan, manifiestamente, aspectos contradictorios y hasta decididamente absurdos en todo este conjunto de hechos cuya explicación final hoy todavía no la tenemos. Pero lo que no voy a hacer es contemplar cómo se falsean los hechos y cómo –cuando no se los ignora u oculta– se manipulan los datos que la historia nos ofrece, sólo para que estos hechos adquieran una aparente pero engañosa lógica. No debemos adaptar los hechos a nuestra inteligencia, sino que debemos aspirar a elevar esta inteligencia a un grado en el que pueda entender y asimilar los hechos, aunque en estos momentos aún se le antojen absurdos. […] A lo que debemos aspirar, a mi entender, es a lograr comprender algún día la realidad subyacente y el sentido de los fenómenos inexplicados que se han venido produciendo a lo largo de la historia humana y que actualmente se siguen produciendo y prodigando.”

Para concluir, adjunto a continuación un amplio extracto de una de las últimas entrevistas que concedió AFK y que quedó del todo inédita hasta que fue rescatada por su autora, la periodista Concha Palacios, que autorizó su publicación en la revista Dogmacero n.º 8 (2014). Es sin duda una entrevista lúcida y profunda, en la cual AFK habló -como era su costumbre- sin tapujos ni reservas, aunque reconociendo que eran muchas las cosas que aún no sabía. La muerte, lamentablemente, interrumpió ese camino de búsqueda, pero su legado está ahí presente esperando a que alguien lo retome para que no se extinga la llama.

Entrevista a Andreas Faber-Kaiser (1992)

Por Concha Palacios

AFK¿Quién ha dicho que no existen los caballeros andantes? Andreas era un caballero andante de los tiempos modernos. En su Búsqueda arriesgó la vi­da en la selva amazónica, internándose en solitario en la cueva de los Tayos. Vi­vió una peligrosa aventura en la mágica isla de Pohnpei, en la Micronesia, donde yacen los enigmáticos restos de Nan Madol, que luego recogió en su libro Sobre el Secreto. Denunció en Pacto de Silencio que el aceite de colza no es el causan­te, como se ha afirmado oficialmente, del llamado Síndrome Tóxico aparecido en Es­paña en 1981. Fue a la India tras las huellas de Jesús, lo que dio lugar a otro im­portante libro traducido a siete idiomas: Jesús vivió y murió en Cachemira. Des­cubrió para los hispanoparlantes parte de los archivos de la CIA que trataban del fenómeno OVNI, tema sobre el que escribió varias obras.

Hacía años que su voz abría las puertas de otras dimensiones a los innumerables oyentes que le seguíamos fielmente, cada domingo, a través de su pro­grama Sintonía Alfa, de Catalunya Radio, por el que desfilaron investigadores de todo el mundo, que trataron los temas más dispares y apasionantes. Yo le conocía hace tiempo. Un día, paseando por el jardín de la casa de un gran amigo de los dos, André Malby, le espeté, así, de repente: “¿Tus raíces provienen de las estrellas, verdad?” Me miró muy sorprendido y serio, al­go no muy frecuente en él, y me dijo: “¿Y tú cómo lo sabes?”. A lo que no pude res­ponder, porque a mí misma me habían desconcertado mis palabras. Fueron una especie de flash, una intuición. Ahora no me cabe duda de que nos debe contemplar desde alguno de los puntos de luz que nos consuelan, a los que quedamos aquí, cuando la noche cubre la Tierra.

Pregunta: ¿Existen extraterrestres entre nosotros?

Respuesta: Según todas las tradiciones antiguas, sí. Según lo que dicen los supuestos con­tactados actuales también. De manera que es muy probable.

P: ¿Y mestizos extraterrestres?

R: Sí, de acuerdo a las mismas tradiciones. Puede que hubiese una raza original y otra que llegó más tarde. La primera se resistía a unirse a la segunda, pero ésta no tenía más remedio que hacerlo, puesto que vino después. Los mestizos nacen siem­pre de padre extraterrestre y madre terrestre, y no a la inversa.

P: ¿Entonces, Orejona, la diosa de largas orejas que descendió del cielo, como re­coge la leyenda inca de la que hablas en Sacerdotes o Cosmonautas…?

R: Sería un caso inverso. Puede haber alguna excepción. No, no me llames machista porque no se trata de eso. Yo sólo observo y deduzco, y el mestizaje, normalmente, proviene de padre extraterrestre y madre terrestre. Así consta en todas las tradi­ciones, bíblicas y no bíblicas, incluso en las del Pacífico, en Ponape, en todas partes.

P: ¿Lo que los indios norteamericanos llaman Padre Cielo y Madre Tierra?

R: Exacto.

 P: ¿Cómo son los mestizos?

R: Gigantescos, con alguna deformidad, y algunos destacan por sus ojos rojos, in­candescentes, imposibles de mirar, de soportar la mirada. Un claro ejemplo de mes­tizo sería Jesús.

P: ¿Hubo un Jesús o varios Jesús?

R: Hubo un movimiento Jesús.

P: ¿Qué tiene que ver con los esenios, Qumram, etc.?

R: Tiene que ver con los esenios, tiene que ver con tradiciones de Inglaterra, con Buda mismo, con América, con Quetzalcoatl… Quetzalcoatl, para mí, es Jesús en Mesoamérica.

Jesus_AFKP: ¿Por qué te interesa tanto la figura de Jesús?

R: Porque ha influenciado a mucha gente. Es el personaje que más ha influido sobre el mundo occidental en los últimos dos mil años. Por tanto es importante, creas o no creas en él como hijo de un supuesto Dios. Lo que después ha surgido a su alre­dedor es lo suficientemente importante como para tenerlo en cuenta.

P: Jesús vivió y murió en Cachemira…. ¿Lo bajaron de la cruz?

R: Lo bajaron de la cruz. Yo argumento que fue crucificado pero que no murió, no tuvo tiempo de morir en la cruz. Se le curaron las heridas; lo hizo Nicodemo, el mé­dico amigo de José de Arimatea, y luego los esenios le ayudaron a huir de los ro­manos.

P: ¿Paralelamente, existió otro Jesús en su época?

R: Podría ser, pero no lo sé.

P: ¿Y del Jesús que se casó con María Magdalena y se fue a Francia?

R: Conozco lo que explican los tres autores de “El Enigma Sagrado” y, ya que ellos lo dicen todo, ¿para qué voy a añadir algo yo? Además no es lo que más me preocupa en este momento.

P: ¿Qué es lo que verdaderamente te importa, entonces?

R: Saber quién gobierna este planeta.

P: ¿Estás haciendo todo lo posible para averiguarlo?

R: Sí.

P: ¿Es una necesidad vital para ti?

R: No. Yo, para vivir, no necesito saber quién rige el planeta. Ahora bien, me in­teresa conocer quién lo hace para poder llegar hasta él, porque pienso que está mal gobernado (no hay más que ver lo que ocurre cada día) y que se pueden cambiar co­sas. Aunque también pienso que el planeta está mal gobernado desde siempre, no só­lo en la actualidad. Somos una víctima de alguien, y quiero saber por qué y de quién somos víctimas.

P: ¿Quieres decir que somos una especie de rebaño?

R: Un rebaño… sí.

P: ¿Hay alguna manera de cortar los hilos a las marionetas, utilizando un símil de El Muñeco Humano?

muñeco_humanoR: Sí. En El Muñeco Humano digo que somos biorrobots, en cuanto a organismo, fa­bricados por alguien. Y este alguien no nos ha creado para que seamos libres, ni felices, sino para su propio beneficio, para utilizamos para algo que desconocemos. Puede que segreguemos una especie energía que le convenga, y que tendría re­lación con una forma de angustia, de miedo, de tristeza… Podría ser.

P: ¿Fue un experimento fallido en algunos aspectos?

R: No, el experimento salió bien, pero uno de los que participaron en él se encar­gó de alterarlo. Si la historia es correcta un equipo de, digamos, científicos ex­traterrestres nos fabricó…

P: ¿En una nave, en un laboratorio?

R: 0 en otro planeta. Programó unos microorganismos para que se desarrollaran has­ta llegar a convertirse en nosotros. Al terminar la fabricación se dio la orden de que a este nuevo ser había que ayudarle, y permanecer a su servicio, para que cre­ciera y se hiciera mayor. Es entonces cuando parte de los científicos, o uno de ellos, se negó diciendo que no había construido un nuevo ser para servirle sino, al revés, para que él le sirviera, como se le había dicho al inicio. Causa por la que es separado del grupo y, una vez fuera, como no puede servirse del muñeco que ha ayudado a crear, decide perjudicar al jefe de los científicos de esta historia con la única arma que tiene contra él. 0 lo que es lo mismo, malogrando su invento, es decir nosotros. Por eso nos ayuda aparentemente a liberarnos. Juega a un doble juego. Pero en el momento en que obtenga el poder, pasaremos a ser sus muñecos.

P: ¿Quién era el jefe de los científicos?

R: No tengo ni idea, pero este es el segundo paso. Primero es preciso averiguar quién hay aquí. Porque el gran jefe no está aquí, ha dejado un delegado. En resumen: nos crean, nos colocan en la tierra, y estalla una guerra entre los fabricantes.

P: ¿Lucha que recoge el Mahabharata, el Ramayana…?

R: …El Popol Vuh, la Biblia… sí. Los dos bandos nos quieren usar y se disputan nuestro control. Y el que se opone al jefe inicial posee una única arma: que a és­te se le escape de las manos el invento. Por eso nos da facilidades para que nos liberemos de él y acabemos fiándonos de nuestro presunto protector.

P: ¿Te estás refiriendo a Lucifer?

R: Podría ser. La conclusión de la historia es que no podemos confiar en nada. Hay que establecer pactos para llegar a ciertos sitios y no fiarse de nadie. Ni de no­sotros mismos, porque no sabemos hasta qué punto nos inculcan ideas que no son nues­tras.

P: ¿Qué podemos hacer para evitar esta situación? ¿Cómo pueden las marionetas, vol­viendo a la anterior pregunta, cortar los hilos?

R: Podemos pensar, hacer una pausa, reflexionar muy atentamente, y seguir buscan­do.

P: ¿No crees que puede existir algún grupo más evolucionado espiritualmente, co­mo lo que se cuenta de Shambhala y otras tradiciones parecidas, que nos ayude?

R: El día que llegue a Shambhala cambiaré la clavija. Aquí hay buena gente, pero que no sabe para quién está trabajando.

P: ¿Tú sabes para quién trabajas?

R: Para mí, así me va.

P: ¿Cómo lo podemos hacer entonces?

R: Cuando sepamos para qué nos han fabricado lo sabremos. Lo que es evidente es que nos han creado y se dedican a nosotros. Si yo fabrico un biorrobot muy com­plejo para mi utilidad, lo que no voy a hacer es destruirlo.

P: ¿Existe un centro rector?

R: Siempre ha sido Inglaterra, no un lugar, personas.

P: ¿Un linaje?

R: Puede ser, de ingleses.

P:  ¿Podría tener relación con un tipo de gen que se activara en ciertas circuns­tancias?

R: También. O con una determinada bandera de ocho brazos…

P: ¿El octopus?

R: Sí.

Restos de la ciudad megalítica de Nan Madol
Restos de la ciudad megalítica de Nan Madol

P: ¿El pulpo de ocho brazos que era como se representaba a los dioses antiguos de Nan Madol, en Pohnpei (donde Lovecraft situó varias de sus obras)? ¿El pulpo que asimismo aparece en Pompeya y en Creta?

R: Exactamente. Que conste que este es un trabajo realizado conjuntamente con mi hijo Sergi. Piensa que el octopus, el pulpo de ocho brazos, está esquemáticamente plasmado en la bandera inglesa, y que en las colonias inglesas se le puede ver en el ángulo superior derecho de sus banderas. Inglaterra siempre ha sido el rector visible, en el plano humano, de este planeta.

P: ¿El centro del mundo es un centro espiritual?

R: Hay un momento en que lo espiritual y lo material no se distinguen. En el ex­tremo, extremo, de lo material y el inicio, inicio, de lo espiritual todo se dilu­ye. Lo material no deja de ser espiritual y lo espiritual no deja de ser material. El hombre no ha creado nada, sólo ha compuesto y variado, y no existe artificial o natural.

P: ¿Por todo lo dicho antes, te interesa especialmente Inglaterra?

R: No, no mucho. Es el puente de mando del planeta, en cuanto a poder humano polí­tico, económico y visible (para quién quiera verlo). Es preciso tenerla en cuenta, ya que dirige el mundo, pero yo quiero ir más allá.

P: A Perú, México, Ecuador… ¿por qué justamente allí?

R: Porque se llega más fácilmente al centro de Asia si se sabe primero lo que hay en América.

P: ¿Porque son lugares parecidos o paralelos?

R: Porque si sabes cómo es el negativo de una foto, sabes inmediatamente cómo es el positivo.

P: ¿Piensas que algunas personas pueden constituir una especie de barrera protec­tora, de parachoques, respecto al resto de la humanidad, y que corren serios pe­ligros por hurgar en determinados agujeros?

R: No, no lo expresaría así. Yo diría más bien que si alguien se mueve por terre­nos pantanosos, es más fácil que lo trague un pantano que no a una persona que an­da por el asfalto.

P: Creo actuar como portavoz de muchos oyentes, ya que en tu programa solamente opinan los invitados, al preguntarte: ¿qué sucede con el asunto Majestic 12?

R: Nada. Pienso que ocurre lo mismo que con Ummo, son temas apetitosos para inves­tigadores sin ideas. Todo el mundo se vuelca en ellos y no estudia el fenómeno OVNI, ni a los extraterrestres. Conozco otro claro ejemplo, y siento recurrir a él, el del aceite de colza. Todas las financiaciones y subvenciones para estudiar qué ve­neno contenía el aceite de colza pretendían que nadie averiguara de dónde procedía realmente el veneno. El caso Majestic 12 está basado en hechos reales que han sido deformados. Se han capturado naves extraterrestres, sí, parece ser que con tripulan­tes. Yo no lo he investigado pero la persona que lo ha hecho, Leonard Stringfields, me merece confianza, sobre todo por la forma en que ha recogido los testimonios de cuándo, cómo y en qué momento de la vida de cada testigo se han producido los hechos.

Por eso me parece factible. Lo que ya no me lo parece, y escapa a toda lógica, es que se reúnan la Intelligentsia y los altos dirigentes de un país, Norteamérica en este caso, para decidir cómo explicar a sus conciudadanos que se han dejado engañar por los extraterrestres. Ningún poder de ningún país ha dado nunca explicaciones a su pueblo, y menos reconociendo haberse equivocado. Lo que tampoco concuerda es que los extraterrestres pidan permiso y pacten para poder secuestrar americanos con fi­nes de estudio, cuando han raptado, a lo largo de toda la historia humana, cuanta gen­te han querido sin que nadie les dijera absolutamente nada.

P: ¿Y qué piensas de la existencia de bases extraterrestres en suelo norteamericano?

R: Que es muy probable, pero que no están protegidas por los americanos ni por na­die. Ellos se bastan a ellos mismos.

P: ¿Qué ha cambiado actualmente respecto al fenómeno OVNI?

ovni
AFK fue un gran estudioso del fenómeno ovni

R: Hoy no es noticiable. Hubo una época, en los años cincuenta, en que cualquier avistamiento era noticia porque era algo nuevo, importante y extraño. Ahora el fe­nómeno OVNI y extraterrestre forma parte de la cultura general de la gente. Debido al gran número de investigadores y de casos ya no es noticia, a menos que surja al­go completamente nuevo y diferente. De ahí el éxito de Majestic 12. Este es el cam­bio respecto a nosotros, no a los ovnis. Estos en cada época se han manifestado de manera distinta. En la antigüedad se dejaban ver más porque eran tomados por dioses, semidioses o intermediarios divinos. Lo que les convenía mucho, ya que las gentes los respetaban o temían pero no los tocaban, pensando que eran seres superiores. Hoy en día no. Hoy en día sabemos que no son superiores en nada a nosotros, salvo en tec­nología.

P: ¿Crees que es necesario un maestro, o un guía, para iniciar el camino del cono­cimiento?

R: Según para quién puede ser necesario, pero según para quién no. No es impres­cindible.

P: ¿Has tenido un guía o maestro?

R: No, ninguno. He encontrado gente que sabía, he buscado la amistad de alguna gente, pero nadie me ha hecho de guía o maestro.

P: ¿Cúal es la salida espiritual?

R: No lo sé, evadirte, salir… En cuanto a espíritu se puede salir de aquí.

P: ¿Quieres decir que podemos estar viviendo a la vez aquí y en otros sitios?

R: Creo que es posible, sí. Pero en el plano físico, para que nuestros organismos salgan del planeta necesitamos la astronáutica.

P: ¿Tú estás viviendo a la vez aquí y en otros lugares?

R: No, no que yo sepa. Y si no lo sé no me sirve. No, estoy aquí. Aunque no me veo como habitante del planeta Tierra sino del Cosmos en sí, ubicado en el planeta Tie­rra.

“Curiosamente” esta fue su última respuesta en la entrevista. Só­lo se me ocurre añadir una cosa. Y viene a cuento porque al principio, cuando he dicho que Andreas era un caballero andante de esta época, lo he hecho recordando una conversación que tuve con Hugo Pratt, el genial creador de Corto Maltés. Y na­da mejor que una frase que pone en boca del Hada Morgana en su álbum Las Célti­cas para acabar: “Nuestro mundo no morirá jamás… mientras haya alguien que sue­ñe con nosotros… existiremos”.

© Xavier Bartlett 2015

Anuncios

2 thoughts on “Homenaje a Andreas Faber-Kaiser

  1. Muchas gracias por compartir esto. No tenía noción de este hombre. Llegué aquí cuando publicó el artículo que trata sobre la diferencia entre la espiritualidad y la religión. Saludos Somnium Dei.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s