La Armada que nunca fue “invencible”

The Spanish Armada off the English coastMuy posiblemente, el rey Felipe II jamás pronunció la famosa frase de “yo no envié a mis naves a luchar contra los elementos”. Tampoco el monarca español tuvo intención de invadir Inglaterra, país del que fue rey durante cuatro años. Ni los ingleses fueron capaces de derrotar militarmente a la Gran Armada, que nunca fue llamada “invencible” por los españoles. Tampoco es cierto que las tormentas destrozaran la mitad de la flota en Irlanda ni que el culpable del desastre de la expedición fuese un noble negado para los asuntos de la mar…

Como ya he expuesto repetidamente en este blog, la historia que nos enseñan no es precisamente un ejemplo de objetividad y rigor, y más aun si nos referimos a la historia oficial que tiene cada país y que suele estar orientada al adoctrinamiento de la población. En este sentido, ni los historiadores más metódicos e imparciales están libres de sucumbir a los sesgos y prejuicios personales o colectivos. De este modo, no es de extrañar que aún hoy en día se sigan repitiendo medias verdades y mitos sobre multitud de hechos históricos que parecen estar bien estudiados y cerrados después de décadas o siglos de investigación.

Sin embargo, los estudios más profesionales poco a poco van desmontando esos mitos y nos van mostrando que las cosas no sucedieron exactamente como nos habían explicado (incluso a veces de modo bastante distinto), y lo que es peor, que las interpretaciones de los hechos están cargadas de subjetividad e influencia política o ideológica hasta el punto de constituir algo muy parecido a la mera propaganda.

En este sentido presenté hace no mucho en mi otro blog (“La otra cara del pasado”) el paradigmático episodio histórico de la llamada Armada Invencible, un ejemplo perfecto de “historia a la carta” en que los hechos han sido vistos de forma tendenciosa o parcial según quien los explicara, con el agravante de que ninguno de los análisis ha querido profundizar en la historia real, esa que se mueve entre bambalinas y que se mantiene oculta por detrás del escenario, mientras el público es entretenido con una obra de teatro.

Dada la gran extensión del contenido, presenté el artículo en dos partes, pero ahora lo pongo aquí a disposición de todos los interesados en un solo archivo PDF, para descarga. Espero que la lectura del documento fomente fructíferas reflexiones más allá de los tópicos que se desmontan, muchos de los cuales ya son del dominio público.

© Xavier Bartlett 2016

mitos_armada_completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s