El abismo entre la ley y la realidad

constitution_usaYa lo dijo el gran filósofo Platón hace 2.500 años que “donde reina el amor, sobran las leyes”. Muy poco amor debe reinar en nuestro aciago mundo cuando estamos sometidos a una avalancha de leyes, ordenanzas, constituciones, reglamentos, tratados, normativas, etc. en todos los países del mundo y en todos los niveles de poder. Se supone que desde las más altas instancias, los distinguidos prohombres (y promujeres, si existe tal palabro) que dirigen los destinos de los estados deben legislar en beneficio de la comunidad. Y lo mismo se puede aplicar a las instituciones internacionales, las cuales, gracias a que han ido copando cada vez más poder e influencia desde mediados del siglo pasado, se han dedicado a legislar globalmente y marcar el rumbo para los estados que están bajo el paraguas de ese orden mundial centralizado (o sea, todos).

Por supuesto, tales individuos que tienen el poder y la facultad de redactar e imponer leyes no quieren parecer unos cavernícolas o unos tiranos, sino gente preocupada por sus semejantes, con mucha sensibilidad y conciencia social. Así pues, los organismos globales, encabezados por la ONU y todos sus satélites, han mostrado una alta preocupación por los problemas cotidianos y sobre todo por las sacrosantas libertades y derechos de todas las personas, y para ello lanzaron en su día la Declaración Universal de los Derechos Humanos, realmente un compendio de buenismo y de las mejores intenciones para hacer un mundo mejor y más digno. Sin embargo, la realidad es tozuda: tanto hablar de libertades y de derechos y tanto empeño en redactar leyes e impulsar acuerdos internacionales para que después el mundo siga funcionando como siempre y todo quede en bonitos discursos y papel mojado. O sea, hipocresía y cinismo al más alto grado. No será casualidad que los negocios más lucrativos de las élites globales (droga, tráfico de armas, sexo) gocen de excelente salud en todas partes pese a estar teóricamente perseguidos o controlados por un sinnúmero de legislaciones y auténticas tecno-burocracias y aparatos policiales. 

Precisamente, en los últimos tiempos, y sobre todo a causa de las políticas feministas e igualitarias, se ha pretendido reivindicar y dignificar a la mujer en todos los órdenes, y evitar su explotación social y económica, empezando por la secular explotación sexual, en su clásica forma de trata de personas y proxenetismo. Para ello, las instituciones internacionales han montado un auténtico teatro legal para hacer ver que se preocupan seriamente por el tema, mientras que en el fondo no sólo no hacen nada por evitarlo, sino que van promoviendo determinadas conductas deseadas entre la población que son contrarias a lo que supuestamente pretender combatir “formalmente”. Que nadie se extrañe pues del auge de la pornografía en Internet (accesible incluso a niños y adolescentes), de la buena salud de la prostitución, de la creciente corrupción y abuso de menores, y otras cosas aún peores. 

Para ejemplificar esta maniobra de distracción y engaño, me permito incluir aquí un artículo que me ha enviado un lector argentino, buen conocedor del tema, para demostrar que detrás de toda la parafernalia legalista (con su impecable jerga jurídica) a favor de la dignidad humana, en particular de la mujer, se esconde la intención contraria: la de pervertir y corromper y la de seguir favoreciendo la explotación, embrutecimiento y vejación de las personas. Como podrán comprobar, el contenido está bien documentado y argumentado técnicamente y deja bien a las claras que en el mundo en que vivimos los valores están totalmente invertidos y nada es lo que parece. Me quedo con estas palabras del autor referidas a la verdadera naturaleza del Protocolo de Palermo (iniciativa internacional para luchar supuestamente contra la explotación sexual): “Es el embuste y mayor operación de marketing del siglo, que le vendió al mundo entero la idea de que aplicándolo se iba a combatir la delincuencia nacional y transnacional de la explotación humana y trata a tal fin, pero en la práctica lo que hizo fue promoverla y darle impunidad.” 

INFORME SOBRE “TRATA” DE PERSONAS Y PROSTITUCIÓN

El éxito internacional de la explotación sexual
El fracaso del Protocolo de Palermo 2000
Panorama Global al Año 2011 (con correcciones 2017)

Por Severo Catón

Relaciones Institucionales
AGRUPACIÓN CÍVICA IUS COGENS
Por el Ius Gentium, el Orden Público y las Obligaciones Constitucionales
Buenos Aires, Argentina

 

Introducción

Acorde al exitoso grado de planificada ignorancia que mundialmente se observa sobre los efectos nocivos del Protocolo de Palermo y las leyes de “trata” basadas en el mismo, es conveniente que se conozcan los entretelones de las tratativas durante la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional respecto al Protocolo contra la “trata” y de las acciones internacionales posteriores, así como las consecuencias de su aplicación, una realidad que todos gobiernos y organismos internacionales están ocultando.

Respaldamos y reivindicamos el “Convenio para la represión de la “trata” de personas y de la explotación de la prostitución ajena” ONU 1949, mediante cuyo Preámbulo la Asamblea General de las Naciones Unidas definió a la prostitución como “incompatible con el valor y la dignidad de la persona humana y fuente de graves daños para el individuo, la familia y la sociedad.” (1)

Esos conceptos y ese Tratado, sustentados en la Declaración Universal de DDHH de la ONU, hoy están siendo atacados globalmente por todas las ONGs y activistas que respaldan el Modelo Holandés de “Proxenetismo Consentido”, impulsando el Trabajo Sexual Legalizado y la llamada “dignificación” de las meretrices y de los rufianes y sus negocios, llamándolos a los primeros Empresarios del Sexo, y a los prostíbulos lugares de esparcimiento o Empresas del Sexo. (2)

DDHH
Declaración Universal de los Derechos Humanos (Naciones Unidas, 1948)

La situación en Argentina, Latinoamérica y el mundo es que el “Negocio Mundial del Sexo” está triunfando por todas partes, y con él la delincuencia nacional y transnacional afín. La “trata” y explotación sexual de mujeres, adolescentes y niñas es la mayor en la Historia, y nada indica que por ahora vaya a disminuir, mientras subsistan las definiciones del Protocolo de Palermo, que, así como todas las leyes nacionales basadas en su texto, ha fracasado como herramienta legal para combatir la “trata” y ha tenido un efecto “colateral”: promoverla y asegurar su impunidad.

Pero eso no ha sido casual, pues el contenido legal del Protocolo fue fruto de una larga y cuidadosa sucesión de acciones llevadas a cabo por los operadores y aliados del “negocio mundial del sexo”. La principal, una premeditada violación a la Declaración Universal de DDHH, y el reemplazo del Derecho a la Libertad, el básico y principal, por un “Derecho a la Autodeterminación” de corte neoliberal, según el cual los seres humanos pueden consentir su propia explotación, aún en condiciones de servidumbre, estando el Estado obligado a tolerar el así llamado “consentimiento de los mayores”, base del Protocolo.

Esa aberración fue complementada con la adulteración del concepto original de “trata”, haciéndose desaparecer su significado original (compra y venta de seres humanos) y fusionándolo con el de explotación, aún en condiciones de servidumbre y esclavitud. De tal modo, la esclavitud humana de las mujeres mayores de edad, inaceptable bajo cualquier circunstancia y definición, hoy es llamada “trata”, y validada por el Estado que debería combatirla y castigarla.

Esto, sostenido en una persistente acción global y saturación mediática, para que sólo se hable de “trata” y de “tratantes”, y no de la explotación humana, la prostitución forzada, ni de los prostíbulos, rufianes y proxenetas. 

En el “Seminario Internacional Mercosur sobre “trata” de Personas organizado por el Ministerio Público del Paraguay, se presentó allí el trabajo Explotación de y Comercio en Seres Humanos, Legislaciones exitosas vs. Legislaciones fallidas (adjunto). [¡El mismo fue totalmente ignorado!]

FRACASO DEL PROTOCOLO DE PALERMO Y LEYES NACIONALES DERIVADAS

Este silencioso y disimulado fracaso es demostrado por la realidad y surge, oblicuamente, de ciertos documentos técnicos intergubernamentales preparados por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), encargada de impulsar la aplicación del Protocolo y supervisar sus resultados.

En febrero del 2008 un documento técnico alertó que la “trata” en ese momento “además de ser un negocio muy rentable lo era de bajo riesgo” (3).

Por ello, en los documentos para la Conferencia de Estados Parte en octubre de ese año se dijo: 

«No obstante los esfuerzos realizados por muchos Estados Parte… los índices de investigación, enjuiciamiento y condena son bajos en todo el mundo. Dado que las ganancias generadas mediante la “trata” de personas son elevadas, esto significa que esa “trata” no sólo es un delito muy lucrativo; también es un delito de bajo riesgo» (4).

En el mismo se proponía que la Conferencia considerara ese problema pero ésta, presionada por EEUU, lo dejó de lado, pese a que la definición de “negocio muy rentable y de bajo riesgo” había surgido en el 2003, desde la Oficina de Monitoreo y Combate a la “trata” de Personas del Departamento de Estado de los EEUU (TIP-Office). (5)

Notemos que, como factor del “éxito del negocio”, en ninguno de esos documentos figura la palabra “consentimiento”, pero sí fue mencionada, en la página Web UNODC del año 2007, con ésta reveladora aunque críptica frase:

«A nivel global, las condenas son relativamente escasas porque no suelen estar disponibles los elementos necesarios para probar la verdadera naturaleza del consentimiento.»

En Argentina 2006 a 2008 se alertó infructuosamente al Ejecutivo y Legislativo. Y también el tiempo nos dio la razón, pues desde el año [2010] pasado se está intentando volver atrás en el tema consentimiento. Porque el presunto “consentimiento” de personas mayores de edad opera en favor de sus victimarios, ya que las víctimas deberán probar que no consintieron la explotación. Y la experiencia nos muestra que pocas de ellas pueden hacerlo, sobre todos cuando han estado esclavizadas.

prostitucion
La situación de indefensión de las mujeres prostituidas frente a los explotadores

Mayoritariamente pobres, muy poco instruidas, violadas, lastimadas así como dañadas psicológicamente, esas víctimas no están en condiciones de acusar a sus victimarios, ni aún con Cámara Gessell, pues además se les hacen llegar amenazas a ellas y sus familias y no se le otorga la protección necesaria.

Ante esto, las recomendaciones de la UNODC equivalieron a “más de lo mismo”. O sea, que se promulgaran leyes nacionales basadas en el Protocolo y que tipifiquen la “trata” según la definición de éste, por lo cual aceptar el consentimiento pasa a ser obligatorio.

Ahora desde la ONU, a través de la “Iniciativa Global para Combatir el Tráfico Humano” (GIFT) [2010], se lanzan campañas mediáticas apoyadas en personajes de la farándula con el único fin de “concienciar” al público sobre la existencia de la “trata”.

Empero, lo que en momento alguno han propuesto ni UNODC ni UN-GIFT, es concientizar sobre aquello que genera el 95 % de la explotación sexual que ellos llaman “trata”: la existencia de los prostíbulos ilegales y los talleres clandestinos.

O dicho de otro modo: la ONU, OEA, Gobiernos y ONGs, subsidiadas para “concientizar”, se limitan a decir que existen la “trata” y “los tratantes” y que se tenga cuidado con ellos. Pero no menciona a los explotadores, sean rufianes o talleristas, ni a los lugares de explotación y mucho menos que se debería actuar contra los mismos. Es algo tan absurdo como hacer campañas explicando que el Dengue y el Chagas son algo peligroso, pero omitiendo hablar de mosquitos y vinchucas, y del combate a esos insectos.

Que este Tratado Internacional tenga en la práctica efectos contrarios a sus fines declarados y se insista en su aplicación y profundización, se asemeja a algo que todos conocemos [la desinformación]. Así, los consejos y directivas del BID, el BM, la CEPAL y el FMI, cuyos fines declarados era ayudarnos a nosotros, beneficiaron a la delincuencia.

ORIGEN E HISTORIA SEMI-SECRETA DEL PROTOCOLO
1- ACCIONES PRE-CONVENCIÓN (1990-1998)

Aunque el Protocolo fracasó en sus objetivos públicos (la prevención y represión de la “trata”) está teniendo éxito global en sus fines ocultos: promover, facilitar la “trata” y la Explotación de la Prostitución Ajena y asegurar la impunidad de los tratantes, rufianes, proxenetas y de los capitalistas asociados, convirtiéndolos en respetables dueños de “empresas dedicadas a la prostitución”. (2) (6)

Y eso se debe a que el Protocolo fue preparado para imponer en el mundo el esquema del “Modelo Holandés” -lanzado en 1990- que impulsa desestigmatizar y dignificar la prostitución como Trabajo Sexual, y por ende legalizarla, así como también a los prostíbulos, en base a ésta concepción filosófica expuesta aquel año ante la ONU (7):

  1. «Del Derecho a la Autodeterminación de que disfruta todo hombre y mujer adulto e independiente sobre quien no se ha ejercido ninguna influencia ilegal, se desprende que esa persona tiene libertad para decidir si va a prostituirse y a permitir que otra persona se aproveche de sus ganancias.» (sic) .

Aclaró ante la ONU que “no era política de Holanda fomentar la moral” (sic) cosa que 16 años después evidentemente mantenía, porque en Julio del 2006 se autorizó el funcionamiento del “Partido político de la Diversidad, Libertad y Amor Fraternal”, cuyos objetivos declarados son (8) (9): 

  • Terminar con el tabú de la paidofilia;
  • Reducir la edad de consentimiento para tener sexo con menores, de los actuales 16 años a los 12;
  • Que a partir de los 16 puedan prostituirse y aparecer en películas porno;
  • Que se permita la pornografía infantil;
  • Que pueda transmitirse pornografía por TV en horarios diurnos; y por fin:
  • Despenalizar las relaciones sexuales con animales.

Actividades posteriores permitieron clarificar acerca del objetivo “permitir que otra persona se aproveche de sus ganancias: eso no se refería a la explotación individual por un chulo, cafisho, lenón, novio o marido. Por el contrario, se tenía en mente la explotación global del sexo, a ser llevada a cabo de manera organizada por los dueños de burdeles.

Sobre eso, el Gobierno Holandés adoptó en 1990 una Política de Estado que mantiene desde entonces y se impulsa mundialmente, subsidiando a determinadas ONGs.

Por ejemplo, localmente, la Embajada Holandesa subvencionó la creación de AMMAR Nacional (o AMMAR-CTA) y de la Red TRASEX (Trabajadoras Latinoamericanas del Sexo), sostenidas económicamente por las ONGs y Fundaciones europeas que promueven el Modelo Holandés. (10) (11)

Desde el inicio tres fueron las ONGs pro trabajo sexual más activas, cuyas siglas en inglés son STV, IHRLG y GAATW, (12) siendo hoy en día la mas influyente esta última, la Alianza Global contra el Tráfico de Mujeres.

A lo largo de los años, se evidencia la continuidad de las principales “operadoras” internacionales del Modelo Holandés: Ann Jordan, que hoy conduce la GAATW pertenecía al IHRLG hacia 1991. En la STV estaba Marjan Wijers, la teórica que le dio un notable sustento ideológico, que hoy dirige el Clara Wichmann Institute Centre on Women and Law, y es la Consultora que contrató recientemente la UNODC para redactar la Ley Modelo Mundial de “trata” de Personas.

A partir de 1991, financiadas por Holanda y los empresarios del sexo, ellas y otras ONGs afines dieron inicio a una acción mundial de lobby sobre altos funcionarios de la ONU y del Dto. de Estado con dos objetivos:

  • Por un lado, promover los supuestos beneficios del Modelo Holandés, y por otro:
  • Desprestigiar de todas formas al Convenio ONU de 1949 y al abolicionismo.

¿Por qué esto último? Pues, porque los capitalistas prostibularios necesitaban neutralizar el Convenio ONU 1949 que no sólo es para la “Represión de la “trata” de Personas con Fines de Prostitución”, sino también de la “Explotación de la Prostitución Ajena.”

Y para ello el Convenio estipula castigar, tanto a los proxenetas individuales, como a quienes instalen, sostengan y exploten prostíbulos. O sea, penalizarlos a todos ellos, propósito diametralmente opuesto a la Política Pública de los Países Bajos.

Y había una razón más: que el Convenio 1949 fue tan exitoso que tiempo después, (1959) se informó en el Consejo Económico y Social de la ONU – ECOSOC, que la “trata” de personas había disminuido debido al cierre de los prostíbulos. (13)

Logo_ONU
Emblema de Naciones Unidas

Sus esfuerzos y prédica ideológica ante la ONU fructificaron espectacularmente. Por un lado, a partir de1997 la Relatora Especial de la ONU sobre Violencia Contra la Mujer apoyó y recomendó sus propuestas, criticando asimismo duramente al Convenio de 1949 (14).

Al año siguiente la Relatora advirtió nuevamente a los Estados para que abandonaran sus acciones ‘paternalistas’ criticando al Convenio de 1949 por –según ella– “su impotencia en la protección de los derechos de la mujer”. Por “paternalista” la Relatora y sus mentoras entendían a todo lo que pudiera obstaculizar o desestimular el entrar a trabajar en el Negocio del Sexo.

También recomendó en forma explícita a los Estados y comunidad internacional utilizar los criterios de la GAATW-IHRLG-STV eso ya en las instancias previas al comienzo de las negociaciones para la Convención de Palermo.

Esas ONGs lograron también un éxito rotundo en el Sudeste Asiático, donde la Oficina Regional de la OIT postuló oficialmente en el año 1989 ante esos países “reconocer a la prostitución como una Actividad Económica.” (15). Ese hecho fue esgrimido por las ONGs como un importante precedente para “no obstaculizar el Derecho a la Autodeterminación de las mujeres” Entiéndase bien: a convertirse en prostitutas. Pero faltaba la más importante.

2- ACCIONES DURANTE LA CONVENCIÓN (1999-2000)
2-1 SOBRE EL CONSENTIMIENTO

La base del Protocolo es su definición de “trata”, que disimuladamente tiende a imponer al mundo lo explicado por Holanda 10 años atrás: “permitir que otra persona se aproveche de sus ganancias.” O sea, tolerar el proxenetismo, y que éste no fuera un acto ilegal.

La definición dio lugar a una disidencia diplomática –que duró casi todo un año– entre la moción abolicionista presentada por la Argentina y la “prostituyente” basada en el “Modelo Holandés”. Destacamos al respecto:

  1. Esa definición pro-explotación no surgió durante las negociaciones diplomáticas –tal como suele suceder– sino que ya había sido redactada en 1994 por las tres mencionadas ONGs.
  2. No figura en los documentos ONU que se haya debatido, ni percibido específicamente, que así se introducía la posibilidad de consentir la propia “trata” y esclavitud, cosa ésta que. Es incompatible con la Declaración Universal de DDHH de las propias Naciones Unidas.
  3. Tampoco que las víctimas mayores de edad deberían probar su no-consentimiento.
  4. Ni el porqué de la diferencia del “antes” y “después” de los 18 años”.

Los titulares de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de la UNICEF y la OIM se dirigieron por escrito a la Comisión que preparaba el Protocolo, proponiendo que adoptar la Definición de “trata”(16) de los rufianes.

Al iniciarse los trabajos, EEUU presentó un Proyecto de Protocolo basado en esa definición “pro trabajo sexual”. Su posición recibió además un apoyo adicional de Mary Robinson, la Alta Comisionada de la ONU para los DDHH, quien ya había intentado sin éxito hacer dejar de lado palabra “víctima”, indicadora de que existió un acto punible, y que por lo tanto, quien lo sufrió debe ser indemnizado.

2-2 LA FALSIFICACIÓN DEL CONCEPTO DE “TRATA”

Avanzando más allá, Mary Robinson facilitó la distorsión del vocablo “trata”, pues en su documento sostuvo que: “… jamás se ha definido la “trata” de manera precisa en el Derecho Internacional.”

Esa fue una afirmación falsa, vista la precisión de las definiciones de “trata” contenidas en las dos Convenciones ONU contra la Esclavitud de 1926 y 1956 (17) (18):

1ª: La “trata” de esclavos comprende… en general… todo acto de comercio… de esclavos (Convención de 1926, 1.2.)

2ª: “trata” de esclavos significa… en general… todo acto de comercio… de esclavos (Convención de 1956, IV.7.c)

proxenetismo
La esclavitud enmascarada y justificada

O sea, comprar, vender y canjear personas como animales, era y es el real significado de “la “trata”. Eso, hasta que el Protocolo eliminó compra-venta-canje, reduciéndolo a obtención-transporte-entrega. Por el cual la compra-venta-canje de seres humanos no es un delito tipificado ni algo a lo cual el Protocolo indica que se deba combatir.

Todos los diccionarios en inglés (idioma oficial de la Convención) coinciden en que “trafficking” es una acepción poco usual de “comerciar”, que suele reservarse a transacciones ilegales, como ser con drogas, armamentos o esclavos. Lo mismo sucede en castellano con “tratar”, si bien en España solía usárselo al hablar de comerciar en animales.

Aclaramos que “comercio en” es lo que indican las normas de nuestra lengua para cuando se comercian cosas, y eso es así porque las víctimas están “cosificadas” y reducidas a la condición de objetos, mercancías o “commodities”, tal como expuso Donna Hugues en el trabajo citado más abajo.

Por el contrario, “comercio de” implica que hay dos o más partes que comercian entre sí. Y este no es el caso, ya que las víctimas de “trata” “no comercian”, sino que “las comercian” a ellas: las compran, venden o canjean.

Como vemos, por un lado a “trata”, sea de esclavos, como de personas aún no esclavizadas, era algo ya definido tanto por la Lingüística como por el Derecho Internacional. Y por otro, que en el acto de reclutar y captar personas llevándolas para otro lado y recibirlas en éste, están ausentes tanto su compra-venta como su explotación. O sea que el verdadero significado de “trata” no es lo que el Protocolo dice que es.

Puntualizamos que en los documentos de la Convención no figura que se haya percibido o discutido que así se estaba adulterando el significado histórico y verdadero del acto de “trata”: en personas.

2-3 EL ROL DE LOS EE UU Y SUS MOTIVOS ADUCIDOS

Aunque eso pasó desapercibido, no sucedió lo mismo con la eliminación el vocablo “forzada” referido a la prostitución, ni con su “consentimiento”, cuestionado por las organizaciones de mujeres feministas y abolicionistas, coordinadas por la CATW Internacional. 

Ante las críticas suscitadas, la postura “pro trabajo sexual” de EE UU fue explicada al periodismo en Washington por los altos funcionarios del Departamento de Estado, Anita Botti, Theresa Loar y Stephen Warnath, incluso por el Subsecretario de Asuntos Globales Frank E. Loy.

Allí dijeron que por el uso del vocablo “prostitución forzada” los EE UU podrían indisponerse con los países que habían regulado la prostitución, tales como Holanda y Turquía, arriesgando así descarrilar el futuro Tratado. (19).

Aunque Bill Clinton fue presidente durante las negociaciones en Viena y Palermo (años 1998-2000) es dudoso que, como reconocido defensor de los DDHH, haya dado su aprobación para que, entre líneas, el Protocolo estuviera basado en el consentimiento de los seres humanos para ser objeto de “trata” con fines de explotación. Más bien es posible que eso haya sido un manejo autónomo de la burocracia del Departamento de Estado.

Debemos recordar que a las reuniones de 1999-2000 asistían en promedio delegaciones de 100 países, y pocos, poquísimos tenían prostitución regulada. Pero como Holanda y Turquía eran dos firmes aliados geopolíticos de los EE UU, éste, impuso su voluntad.

De ahí en más, la “trata” consistiría solamente en el breve, efímero hecho de reclutar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas para ser explotadas. Absolutamente nada más. Así, en adelante, al hablarse de “trata”, desaparecerían del lenguaje internacional el concepto (y el delito) de la Compra-Venta de seres humanos, el cual es la verdadera “trata”, y no existiría ningún compromiso internacional para reprimirlo.

Y tampoco habría obligación mundial de combatir el factor que da origen y motoriza al negocio de la “trata”: la explotación humana en los burdeles. (20). EE UU, Holanda, Turquía, los países prostituidores y los delincuentes quedarían satisfechos. Y comenzaría, para las mujeres, adolescentes y niñas del orbe, el drama que hoy viven. 

3- LAS ACCIONES POST CONVENCIÓN (2001-2011)

Logrado ya su objetivo principal, Holanda y el Negocio Mundial del Sexo buscaron y obtuvieron dentro de la ONU otros dos importantes avances. 

3-1 ADULTERACIÓN DEL MÓVIL DEL DELITO

El primero estuvo también a cargo de Mary Robinson, quien en el 2002 , dentro de un largo documento de Directrices de DDHH sobre la “trata”, engañosa e injustificadamente como antes, incluyó una breve frase sobre las acciones de los tratantes en relación a sus víctimas, la cual a partir de allí comenzó a aparecer así en los documentos de la ONU, la UNODC, la OIM y otras entidades (21): “el objetivo del tratante es explotar a la víctima para su propio beneficio”.

La definición de “trata” del Protocolo era y es clara e inequívoca: la “trata” es un acto delictivo cuyo fin es la explotación de las víctimas. Y aunque eventualmente, un “tratante puede explotar a sus víctimas, el modus operandi de la mayoría de ellos es entregarlas al explotador, cobrando por las mismas.

De tal modo –en beneficio de los explotadores– desde la Oficina de la Alto Comisionado para los DDHH se dio el primer paso para inducir al otro gran error en la comprensión del delito: hacer confundir la “trata” con la Explotación.

3-2 ADULTERACIÓN DEL CONCEPTO DE EXPLOTACIÓN

Lo anterior no fue ningún error accidental de interpretación; de ser así hubiera pasado desapercibido dentro de ese largo y complejo documento. Por el contrario, eso se impulsó desde la UNODC, en cuyos documentos se dice que la principal fuente de ingresos de la “trata” es la explotación de las víctimas. De ese modo se logró fusionar en uno solo dos ilícitos distintos, la “trata” y la Explotación.

La distorsión llega a grado tal que hoy día, aun en lugares de divulgación popular se puede leer que: “la “trata” implica la explotación persistente de las víctimas de alguna manera para generar ganancias ilegales para los traficantes”.

Eso es erróneo: “trata” y Explotación son dos actos ilegales distintos y dos delitos tan diferentes, que todos los Códigos Penales del mundo los reconocen como actos ilícitos definidos, tipificados y castigados por separado, pues, aunque en algunos casos se puedan dar a la vez (“concurso de delitos”), son hechos criminales que deben sumarse.

Pero tal como se impuso esa frase, para la aplicación del Protocolo hoy ambos actos estarían refundidos en uno solo: el de “trata”, favorable a los delincuentes porque:

1º: Ningún Código Penal admite como justificación del ilícito que la víctima –aún si es mayor de edad– consintió ser reducida a servidumbre, explotada o privada de sus DDHH básicos.

2º: Pero si la acusación es por “trata”, el autor puede escudarse en que la misma “consintió”.

4- LA DESINFORMACIÓN PRIVATIZADA Y FINANCIADA
4-1 LA VINCULACIÓN DTO. DE ESTADO + GAATW + OIM
George-W-Bush
El presidente George W. Bush

Luego de entrar en vigor el Protocolo, EEUU (presidido por George Bush (h) quien en el 2001 advirtió “Quien no está con nosotros, está contra nosotros”), planteó que la “trata” ponía en peligro la Seguridad de los Estados pues –según ellos– sus ganancias se reinvertían en el Narcotráfico quien a su vez financiaba al Terrorismo, y que todos los países debían dictar leyes anti-trata” y capacitar al respecto (cosa que en la práctica desembocó en “desinformar al Estilo Palermo”).

Y allí se produjo algo que nunca se había visto: la “privatización de la enseñanza” de qué era y significaba un Tratado Internacional qué debían hacer al respecto los gobiernos, sus funcionarios y los ciudadanos. Cosa que 10 años después continúa.

En el 2003 el Departamento de Estado y Washington evidentemente acordaron con la Organización Internacional de Migraciones (OIM) para que tomara a su cargo esa tarea.

Recordemos que en Palermo 2000 la OIM había propuesto que la ONU adoptara la definición de “trata” redactada por la GATTW y sus aliadas. Pero como la OIM no tenía conocimiento propio del tema, buscó quien la asistiera, y llegó a un acuerdo con la Alianza Global contra el Tráfico de Mujeres (GAATW) para usar sus materiales.

Mas los documentos estaban en inglés. Y así es como en Colombia, el primer país de Sudamérica en donde la OIM debía dar inicio a su labor, se tradujo y editó como material principal un Manual cuya carátula decía (22) (23):

Manual Derechos Humanos y “trata” de Personas

GAATW – ALIANZA GLOBAL CONTRA LA TRATA DE MUJERES

Esta publicación contó con el apoyo de la Organización Internacional para Migraciones y de la Embajada del Gobierno de los Estados Unidos de América en Colombia

ISBN: 33-2302-0 – Copyright © 2001 por la Alianza Global Contra la Trata de Mujeres

Impreso en Bogotá – Colombia 2003

4-2 LA DIFUSIÓN DEL MODELO HOLANDÉS

En el año 2004, la OIM de Colombia comenzó a “capacitar” en ese país a los funcionarios estatales, miembros de ONGs y ciudadanos en general, distribuyendo ese y otros materiales didácticos traducidos de los GAATW, cuyo Manual de DDHH criticaba duramente al Convenio 1949, entre otras cosas con estas frases: 

1- Considera la prostitución como ‘perversa’, ‘incompatible con la dignidad y el valor de la persona’. 

2- Se propone abolir la prostitución al impedir que las mujeres se incorporen, aun sea en forma voluntaria, a la industria del sexo.  

3 – Asume una “perspectiva de control del crimen” para la prostitución, al catalogar como criminal todas las actividades de terceros que estén asociadas con la prostitución, sin que se tenga en cuenta la edad de la mujer o su consentimiento.

Así, la OIM “capacitaba” en Sudamérica con materiales que apoyaban el Modelo Holandés y combatían el abolicionismo. Recordemos en cuanto a “catalogar como criminal todas las actividades de terceros que estén asociadas con la prostitución”, que eso implicaba considerar delictiva la actividad de los chulos, cafishos, lenones, madamas, rufianes, proxenetas, etc. según lo estipulado por el Convenio ONU 1949.

O sea, que el derecho que siempre defendió la Alianza Global y pasó a respaldar la OIM, es el derecho de las mujeres a convertirse en prostitutas, y el de sus explotadores a no ser considerados delincuentes.

Nunca sabremos a cuántas personas la OIM capacitó así, ni tendremos idea de a cuántas otras se le retransmitió esa enseñanza, en Colombia y en otros países. Pero tememos que las semillas envenenadas de la Promoción del Trabajo Sexual como una Opción de Vida, hayan germinado, echado raíces y fructificado, y se estén propagando en el fértil suelo del machismo latinoamericano.

La vigencia e importancia del Manual GAATW lo demuestran estos ejemplos:

1º: Figura en la página web del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires;

2º: También está en la página de OIM Colombia;

3º: Incluso, hoy día la UNODC recomienda el Manual GAATW como “Recurso” para aprender sobre “trata” y DDHH.

4º: Asimismo, está disponible en Internet, listo para desinformar a todos.

5- CARÁCTER Y MAGNITUD PORCENTUAL DE LA EXPLOTACIÓN SEXUAL

Si empleamos un enfoque económico y refiriéndonos a la globalización, bien podemos decir que la “trata” de mujeres y niñas es en realidad un Acto de Comercio efectuado con unas “commodities” que Latinoamérica no solo produce y consume, sino que exporta en escala creciente, descritas por el Paradigma Hugues: (24) 

«Como parte de la globalización, las mujeres y los niños están convirtiéndose crecientemente en mercaderías (commodities) a ser compradas, vendidas y consumidas por organizaciones del crimen organizado, turistas, personal militar, y hombres que buscan entretenimiento sexual….» 

«A través de la interdependencia financiera y tecnológica, el comercio de Internet y el del sexo se han convertido en socios de la explotación sexual de mujeres y niños. Aquellos con Poder están usando la nueva tecnología de la información para expandir su capacidad de explotar a las mujeres y niños a través del mundo.». 

Veamos el efecto de la “cosificación de las mujeres: el último informe UNODC dice que la explotación sexual es, con gran diferencia, la forma de “trata” de personas detectada con más frecuencia (79%), seguida del trabajo forzado (18%), asignando un mero 5% a una larga serie de casos que en Palermo 2000 se mencionaron como graves e importantes, en un intento de Minimizar la “trata” para explotación de la prostitución ajena.

CONCLUSIÓN: ¿QUÉ ES EL PROTOCOLO DE PALERMO Y LA LUCHA CONTRA LA “TRATA”?

Es el embuste y mayor operación de marketing del siglo, que le vendió el mundo entero la idea de que aplicándolo se iba a combatir la delincuencia nacional y transnacional de la explotación humana y “trata” a tal fin, pero en la práctica lo que hizo fue promoverla y darle impunidad.

Es un fraude del cual incluso es engañoso su principal slogan: “La “trata” de Personas es la esclavitud del Siglo XXI”.

REFERENCIAS

(1) Convenio ONU 1949, artículos 1º y 2º.

http://www.derhuman.jus.gov.ar/normativa/pdf/CONVENIO_PARA_LA_REPRESION_DE_LA_TRATA_DE_PERSONAS.pdf

(2) Q&A PROSTITUCIÓN 2010 – Preguntas y respuestas acerca de la política holandesa sobre la prostitución – Publicación del Ministerio Holandés de Asuntos Exteriores – Ministerie van Buitenlandse Zaken, Marzo 3, 2009.

http://www.minbuza.nl/dsresource?objectid=buzabeheer:58803&type=org

Esa página fue borrada.

(3) The Vienna Forum to fight Human Trafficking, 13-15 February 2008, Background Paper

http://www.unodc.org/documents/human-trafficking/Marika-Misc/BP023TheEffectivenessofLegalFrameworks.pdf

(4) Fourth session of the Conference of the Parties to the United Nations Convention against Transnational Organized Crime, Vienna, Austria, 8 to 17 October 2008 http://www.unodc.org/unodc/en/treaties/CTOC/CTOC-COP-session4.html

(5) Not only high profits, but also low risks make the trafficking business attractive. En: Modern-day Slavery,2003

http://www.issafrica.org/pubs/ASR/12No1/E2.pdf

(6) Marie-Victoire Louis: En Holanda se descriminaliza el proxenetismo; el cuerpo humano puesto en venta; El Diplo, n°2, agosto 1999, p. 30-31,

http://www.marievictoirelouis.net/document.php?id=1044&mode=last

(7) Cuestiones relativas a los derechos del hombre. Posición del gobierno holandés. Consejo económico y social. Naciones Unidas (E/1990/33), 3 de abril de 1990

(8) http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Holanda/legaliza/partido/defiende/pederastia/elpporint/20060718elpepisoc_3/Tes

(9) 20minutos.es/Reuters. 17.07.2006, http://www.20minutos.es/noticia/141900/8/partido/pedofilos/holanda/

(10) http://www.ammar.org.ar/docs/noticias/08-08/Mza07_07.htm

NOTA: luego del 2011, esa pagina fue modificada para ocultar quienes y con cuánto subsidiaron la creación de AMMAR, y el monto del dinero usado para “comprar” un lugar de privilegio en la conducción de la CTA.

(11) http://es.wikipedia.org/wiki/Asociacion_de_Mujeres_Meretrices_de_Argentina

(12) STV, Fundación Contra la Trata de Mujeres (STV- Stichting tegen Vrouwenhande, Holanda, actualmente COMENSHA, Centro de Coordinación de la Trata de Personas – Coördinatiecentrum Mensenhandel), Grupo Legal Internacional sobre DDHH (IHRLG, Internatiomal Human Rights Law Group, EEUU), y Alianza Global contra el Tráfico de Mujeres (Global Allliance Against Trafficking in Women, Tailandia). ver en Refs Nº 5, 22 y 23.

(13) ECOSOC, Estudio sobre Trata de Personas y Prostitución, doc. ONU E/CN.5/338, 1959.

(14) Primer Informe a la Comisión de los Derechos Humanos (CHR) sobre Trata, 1997, por la Relatora Especial sobre Violencia Contra la Mujer, Sra. Radhika Coomaraswamy, entregado en concordancia con la Resolución de la Comisión de Derechos Humanos, U. N. Doc E/ CN. 4/ 1997 / 47; Manual GAATW, pag 62.

http://www.unhchr.ch/huridocda/huridoca.nsf/0/050029d64a9be597802566b2004dc48d?opendocument

(15) Lin Lean Lim: The Sex Sector: The economic and social bases of prostitution in Southeast Asia, International Labour Office, Geneva, 1998.

http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/press-and-media-centre/press-releases/WCMS_007999/lang–en/index.htm

(16) Doc. ONU A/AC.254/27. Ver: www.uncjin.org/Documents/Conventions/dcatoc/8session/27s.pdf

(17) http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=biblioteca/pdf/2448

(18) http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=biblioteca/pdf/2178

(19) Boston Globe, New York Times, Wall Street Journal & Washingfton Post, January 2000.

(20) Travaux Préparatoires of the negotiations for the elaboration of the United Nations Convention against Organized Crime and the Protocols thereto.

http://www.unodc.org/unodc/en/treaties/CTOC/travaux-preparatoires.html

(21) Principios y Directrices recomendadas sobre los DDHH y Trata de Personas del Alto Comisionado de la ONU para los DDDHH, Doc. ONU E/2002/68/Add.1, 20-5-2002.

http://www.unhchr.ch/Huridocda/Huridoca.nsf/0/63898101a6a32e23c1256bf30052b9f7?Opendocument

(22) Ministerio de Justicia y Seguridad, Provincia de Buenos Aires, Manual GAATW:

http://www.mseg.gba.gov.ar/”trata”/Manual”trata”GAATW.pdf

(23) OIM Colombia 2011.Manual GAATW de Derechos Humanos y Trata de Personas:

www.oim.org.co/VistaPublicaciones/tabid/166/smid/522/ArticleID/43/reftab/74/t/Manual-Derechos-Humanos-y-”trata”-de-Personas/language/es-CO/Default.aspx

(24) Donna M. Hugues: “The Internet and Sex Industries: Partners in Global Sexual Exploitation,” Technology and Society Magazine, Spring 2000.

http://www.uri.edu/artsci/wms/hughes/siii.htm

Anuncios

4 respuestas a “El abismo entre la ley y la realidad

  1. Grande, como de costumbre.

    Aunque eso del mayor embuste del siglo… está muy disputado con el resto, desde las escusas para invadir países o asesinar civiles indefensos, hasta el calentamiento global o las peligrosas epidemias que NO, nos asolan gracias a los perjudiciales medicamentos con que nos sobremedican o la manipulación genética y sus “bondades”
    Total, que cuando se lucha contra las drogas, estas invaden las calles, cuando se persigue el crimen organizado, este se apodera del país y cuando se combate la prostitución, esta se expande al máximo. Por dios que dejen de cuidarnos, o mejor dicho, tomemos de una vez las riendas de nuestro propio destino y no lo dejemos más en manos de profesionales o nunca cambiará la cosa.

    Un saludo.

    1. Gracias piedra

      En este caso el mérito es del colaborador argentino que ha destapado las vergüenzas e hipocresías de los que se pasan la vida legislando y controlando nuestras acciones (en este tema tan espinoso y otros tantos). Me apunto totalmente al 2º párrafo de tu comentario… mientras ellos estén al mando no podemos esperar otra cosa.

      Saludos

  2. Mientras esperas que los “malos” dejen sitio a los buenos. Este video te enseña lo que los buenos ….

Responder a piedra s Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s