El arte de vivir desde la esencia

Hace unos pocos años, Luis Palacios (de la Caja de Pandora) me introdujo en la figura del terapeuta y formador –aunque también podríamos denominarlo maestro zen– Albert Abad a partir de unos vídeos en los que hablaba principalmente de la dicotomía entre la mente y la esencia y el concepto de no-dualidad, que para mí era entonces una total novedad. Lo cierto es que todo su discurso me resonó bien, aunque quizá no pude entender o valorar toda la profundidad de sus palabras porque no estaba todavía en la onda adecuada. Con el tiempo he ido conociendo, al menos en sus puntos elementales, la doctrina hindú de la no-dualidad (o Advaita Vedanta), que me ha facilitado encontrar un sentido más sólido a eso que llamamos la conciencia, la esencia, o simplemente la divinidad.

Ramana
Ramana Maharshi

Tal vez por eso ahora me veo capaz de trasmitir con confianza esa información, y me gustaría escribir un artículo específico sobre el Advaita, con especial acento en la persona de Ramana Maharshi, pero creo que todavía deberá esperar un poco más. Por el momento, estimo que será más productivo presentar directamente el mensaje que nos propone Albert sobre el encuentro con la esencia, que surge intuitivamente del corazón (no del cerebro) y que no tiene nada que ver con lo que puede generar la mente. Albert, de hecho, le da un buen rapapolvo a la mente y a su querido producto llamado “ego”, pues el pensamiento del ego –al que damos un protagonismo que no debería tener– nos lleva al sufrimiento porque se resiste a la experiencia pura de la esencia. La mente en realidad no es nada, es un conjunto de programas o una ilusión que nos agobia porque cree que está “al mando”, cuando esto no es así. En cambio, según Albert, la esencia “es lo que hay”, no hay que hacer nada para vivir desde la esencia.

Así pues, cedo la palabra al propio Albert a través de un vídeo reciente de una de sus apariciones públicas. Soy consciente de que para muchas personas su discurso podrá parecer del todo incomprensible o absurdo, pero todo llega en su momento y quizás no ahora, pero sí más adelante, el mensaje traspase la mente y llegue al observador. Entiendo que probablemente sea un poco duro admitir que en realidad sólo existe el Ser y que nosotros no somos más que una manifestación o una experiencia, pero en cuanto dejamos la mente al lado, todo se hace mucho más fácil.

 

Anuncios

One response to “El arte de vivir desde la esencia

  1. Vaya… je,je,je… Me va a ser muy complicado entenderlo…. o… ¿ puede que lo entienda y no lo sepa? ahí queda la pregunta… A ver si lo veo después, aunque antes he de acabar de ver el tuyo…. ¡¡Se me acumula el trabajo!!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s