La Nueva Era de los extraterrestres

ovniAntes de entrar en materia, quisiera hacer una puntualización previa para evitar malentendidos. Quienes siguen este blog ya saben que soy persona bastante crítica con el actual paradigma y que mantengo una postura científica abierta a todas las propuestas heterodoxas, incluyendo muchas que a juicio del estamento académico entran en el campo de las pseudociencias. Concretamente, tengo respeto y consideración por la disciplina de la ufología y he tenido la fortuna de conocer a un gran experto en el tema como es el veterano investigador español Ramón Navia. Además, he leído cierta cantidad de libros o artículos de varios autores nacionales e internacionales que me han permitido extraer una idea bastante sólida de las bases de esta ciencia. Y partiendo de ese conocimiento y valoración, considero que el fenómeno ovni merece un estudio profundo y sin prejuicios en todas sus manifestaciones desde un enfoque serio y riguroso, y que el habitual menosprecio, sarcasmo o ataque por parte de la ciencia establecida no está en absoluto justificado.

Ahora bien, dicho esto, no vayamos a confundir la apertura de miras con los cheques en blanco a cualquier desvarío. En el caso concreto de la ufología, se han vertido muchas opiniones más o menos fundadas, pero bastantes personas con conocimiento de causa coinciden en que a estas alturas la ufología se ha convertido en un auténtico show, un espectáculo, un negocio o simplemente un confuso batiburrillo donde cabe casi todo. Así pues, después de décadas de hablar de ovnis y humanoides, avistamientos, contactos, encuentros, abducciones, fenómenos paranormales, etc., la ufología parece no dar más de sí, hasta el punto que hoy en día más bien se muestra como un barco sin rumbo que –a falta de ideas y de nuevas vías de investigación– se ha entregado al puro divismo, al sensacionalismo y al aprovechamiento comercial. Por decirlo de alguna manera, la parte científica de la ufología ya no vende en absoluto. En la actualidad se trata de creer en alienígenas (buenos o malos), en conspiraciones al más alto nivel y sobre todo en vender una especie de espiritualidad cósmica a partir de la intervención de los susodichos alienígenas. En realidad nada de esto es estrictamente nuevo, pero ahora ha llegado a la cresta de la ola como fenómeno social (aunque sea de minorías).

Daniken
E. Von Däniken

En este contexto, el pasado mes de junio se celebró en un lujoso hotel de Barcelona el 2º Congreso Mundial de Ufología con la presencia de unas cuantas figuras nacionales e internacionales de este mundillo, y con la “actuación estelar” del veterano Erich Von Däniken, uno de los máximos referentes históricos de la arqueología alternativa (cosa que hay que reconocer, se esté o no de acuerdo con sus propuestas). Y antes que proseguir, debo señalar que los organizadores del evento merecen mi máximo respeto, y desde luego están en su libre derecho de enfocar el congreso como crean más oportuno y de invitar a los personajes que estimen más interesantes y capaces de movilizar a la audiencia. Sin embargo, no puedo dejar de lamentar la desorientación que está padeciendo esta disciplina, que corre a pasos agigantados hacia una ceremonia de la confusión o de la banalización (y no sé qué es peor). Voy a tratar de argumentar esta visión precisamente a partir de lo que proponía el congreso.

En principio, para los puristas de la ufología, ya podría sorprender un poco el lema del congreso, que era literalmente “Expandiendo conciencia colectiva basada en el Amor”. En efecto, profundizando un poco más sobre los perfiles de los ponentes y el contenido de sus conferencias, ya se podía ver más o menos por dónde iban los tiros. Para no personalizar, omitiré aquí los nombres de los ponentes (con la excepción del archifamoso Von Däniken), pero dejando claro que algunos de ellos son bien conocidos en España, Latinoamérica o el mundo anglosajón y que han llegado a ser personajes de cierto peso –y culto– en los medios alternativos y sobre todo en Internet. Así pues, adjunto a continuación, a modo de muestra representativa, las sinopsis de algunas de las ponencias presentadas durante el congreso[1], y seguidamente entraré a valorar qué clase de “ufología” nos están ofreciendo.

Ponencia A: Ummo, el gran mensaje extraterrestre

Los Ummitas nos hacen una seria advertencia sobre el estado actual de la colonización del planeta Tierra por entidades hostiles: ¿Quiénes son?, ¿De dónde vienen?, ¿Hemos sido colonizados inconscientemente?, ¿Qué buscan de nosotros?

Ponencia B: La Guerra de Orión: ¿Pasado o futuro de la Galaxia?

El ponente explicará cómo las leyes del Tiempo y Espacio se desvirtúan lo largo del Universo y cómo aquellos que llamamos extraterrestres utilizan la tecnología del Tiempo para viajar en él. Razón por la cual podemos interpretar que pueden estar tanto en el pasado como en el presente o futuro.

time
¿Los extraterrestres disponen de una “tecnología del tiempo”? ¿Juegan con el tiempo y el espacio?

Ponencia C: Tras los pasos del amado Maestro sobre la Línea de Fuerza del Dragón en Europa y América

Crónica del contacto en la línea de fuerza del Dragón. Cuando el Gobierno Interior y la Confederación de mundos me encomendara desarrollar actividades en torno al Anillo de Fuego, –a inicios del año 2000– jamás imaginé el alcance y trascendencia que tendría esta hermosa misión que me llevaría a conectar, tanto a personas como vórtices, lugares y portales de acceso a la sabiduría que custodian los Ancianos Maestros de la Hermandad Blanca. Debo decir que fui testigo presencial de cómo en el Anillo de Fuego entre el 2000 y 2012, se fue sistemáticamente activando la red telúrica planetaria, los vórtices y centros que ahora ya se encuentran vibrando en una frecuencia de cuarta dimensión. Centros de Poder donde se dio cumplimiento a nuestra sagrada misión.

Ponencia D: Métodos y Herramientas: Evolucionar de un intuitivo a un Oyente – Puro

El workshop definitivo para los intuitivos, perceptivos y todos los buscadores de la verdad que quieren elevarse al nivel siguiente de percepción. En esta ponencia el ponente revelará su propia experiencia como oyente-puro. También desplegará los métodos y herramientas para transformarse de intuitivos a trascendente oyente puro. Enseñará ejemplos históricos de los oyentes puros más poderosos de la historia y enseñará cómo hacer lo mismo.

Ponencia E: Comunicación cósmica: lenguaje de la luz y evolución

La humanidad está cambiando. La intuición y el crecimiento espiritual están escalando dentro de muchos de nosotros. El lenguaje de la luz es una parte natural de esta evolución, aunque es un tipo de comunicación tan diferente que a menudo se malentiende. Light Language te abre a la comunicación y la conexión con lo Divino, ayudándote a anclar una sanación poderosa, un avance profundo y una expansión de la experiencia humana en el Ser Humano Divino.

Ponencia F: (Sin título)

La misión del ponente es extender la conciencia dimensional con la cultura dominante para asistir y activar un despertar colectivo más grande. En su presentación, extenderá la sabiduría de la conciencia dimensional más elevada, para compartir con nosotros las etapas siguientes de la Ascensión planetaria.

Ponencia G: Cómo convertirse en embajador por el contacto y la revelación ET. 

(Sin contenido)

Ponencia H (E. Von Däniken): Los dioses eran astronautas

El conocido autor suizo muestra, entre otras cosas, las llamadas visiones del profeta Ezequiel, cómo pudo haberse construido la Gran Pirámide y los más recientes descubrimientos dentro de ésta. Presenta citas de altos mandos militares y filmaciones de ovnis que no se pueden falsificar. Finalmente muestra los descubrimientos más recientes en la superficie de Marte y un rectángulo artificial en Ceres, que es el mayor asteroide entre Marte y Júpiter. También muestra que el viaje espacial interestelar es posible y demuestra que los extraterrestres podrían parecer humanos.

mensaje_ummita
Un supuesto mensaje de los ummitas

En fin, ¿qué podemos comentar ante este panorama? Permítanme realizar unos breves apuntes apoyados en el testimonio de una persona que asistió al citado congreso y que amablemente me ha hecho llegar su crónica. Para empezar, cabría preguntarse si el ponente A es un privilegiado contactado de los ummitas, y qué clase de males se nos vienen encima. Por desgracia, el tema de Ummo hace muchos años que está pateado y repateado –por no decir desacreditado– dentro del mundo ufológico. Precisamente, se le hizo saber a este ponente que Ummo estaba “fuera de juego”, y de hecho muchos asistentes abandonaron la sala al iniciarse esta conferencia. Sin embargo, quien aborda con aplomo todos los asuntos desconocidos no se arredra ante nada y quiere darnos grandes exclusivas.

Del ponente B, ignoro a qué guerra de Orión se refiere y qué tiene que ver con nosotros, pero lo de la relatividad del espacio-tiempo no es un asunto propiamente ufológico, sino físico, y supongo que el ponente –que comenta con soltura los temas más dispares del ámbito alternativo– estaba bien empapado en las propuestas científicas más avanzadas. Entretanto, cobra sus conferencias y vive del mercadillo alternativo. Si saltamos al ponente C, poco se puede decir porque el poderoso mensaje del dragón se comenta por sí solo; otra cosa es ver qué credibilidad y apoyo tiene dentro de la investigación ufológica. Hermandades blancas, anillos de fuego, ancianos maestros, portales de sabiduría, centros de poder… todo esto me recuerda más bien a las conocidas fantasías mitológicas de Tolkien.

Sobre el ponente D, cabe reseñar que los buscadores de la verdad deberían de estar de enhorabuena porque al fin disponen de un workshop que les trasmutará a oyentes-puros, al nivel de grandes personajes de la historia. O sea, que podrían ser potenciales seguidores de un producto seguramente muy bien empaquetado. Ahora bien, este ponente, procedente de los servicios de inteligencia y supuesto recopilador de muchos expedientes X (¿una especie de Fox Mulder?), no pudo asistir finalmente por motivos de salud y fue sustituido por un ponente local que sacó a la palestra temas básicos y casos de hace décadas (Manises, etc.) que dejaron en la indiferencia o el hastío a los “avanzados” en ufología.

En cuanto al ponente E, aborda el tema de la luz y la comunicación cósmica, todo ello muy de moda, y nos ofrece una introducción al Light Language, que tiene el aspecto de ser un camino terapéutico e iniciático (posiblemente de pago) para conectar con la Divinidad. El ponente F está en una línea paralela, con la sana intención de “extender la conciencia dimensional” de cara a una incierta Ascensión planetaria (en el 2012 no se hablaba de otra cosa, a raíz del famoso fin del calendario maya), pero cabría preguntarse qué tiene que ver todo esto con la ufología. Por lo demás, según me han explicado, F se presentó con una puesta en escena muy teatral, con túnica, cantos, poses, silencios y apelaciones al amor vía sus supuestos contactos pleyadianos. Después, el ponente G nos ofrece la oportunidad de introducirnos en una especie de carrera diplomática cósmica, para ser embajadores de los extraterrestres (se supone que buenos) y compartir las oportunas revelaciones que se deban compartir. Su discurso, en la práctica, contenía los manidos tópicos del cambio de frecuencia del planeta y de la instauración de la 5ª dimensión, y se movía en los clásicos mensajes del movimiento “flower-power”.

Ezekiel's_vision
Representación de la “rueda de Ezequiel”

Y ya para acabar, el bueno de Von Däniken, que nunca ha sido propiamente ufólogo sino investigador todo-terreno, nos hace un flash-back de tantos años de pesquisas y nos vuelve a proponer temas tan “nuevos” como la rueda de Ezequiel, la construcción de la Gran Pirámide, las declaraciones de mandos militares, las filmaciones de ovnis, las supuestas estructuras de Marte y otros asuntos que caen por su propio peso como la posibilidad de viajes interestelares y el aspecto humano de muchos alienígenas según los testigos (todo lo cual viene a ser de “primero de Ufología”). Según me comentan, hubo mucha expectación y lleno hasta la bandera, porque Von Däniken es todo un mito, aunque a estas alturas ya no aporte nada que se salga un ápice de su conocido discurso. Francamente, Erich, lo mejor ya lo expuso usted hace bastantes años.

Recapitulemos y vayamos extrayendo conclusiones. No hace falta ser muy avispado para apreciar que aquí se ha consumado el esperado matrimonio entre la clásica parafernalia y discurso de la New Age (“Nueva Era”) y la ufología moderna (no me atrevo a poner tradicional). De hecho, y teniendo en cuenta el lema del congreso, da la impresión que la New Age se ha apropiado en gran medida del campo ufológico y lo ha rendido a sus pies para comunicar sus mensajes y vender sus oportunas salvaciones pseudoespirituales. Obviamente, ya deducirán que no soy un entusiasta de la New Age, porque –salvo contadas excepciones y la buena fe de muchas personas– me parece un movimiento artificial y de intenciones poco claras o más bien manipuladoras, como el fenómeno Zeitgeist, por poner un ejemplo.

La New Age se muestra hoy en día como una extraña mezcolanza del neo-paganismo occidental y de la tradición mística oriental, con el evidente propósito de suplantar a las antiguas religiones en la elevada misión de dar un sentido a la vida y de proporcionar cierta “salvación”. En efecto, mucha gente –sobre todo del mundo civilizado occidental– hace tiempo que ha perdido la fe en esas antiguas religiones y no se siente a gusto en una sociedad materialista. De ahí la necesidad de ofrecer esos mensajes de guía y de tranquilidad, que a veces vienen de mano de movimientos pseudoespirituales, por no hablar de gurús y sectas. Y aquí justamente es donde parecen encajar bien los referentes ufológicos sobre entidades de otros mundos. Así, donde antes había santos y ángeles, ahora hay pleyadianos, casiopeanos, arcturianos u otros seres superiores que nos vendrán a orientar y salvar en los momentos más difíciles[2]. En suma, estamos ante un neo-folklore galáctico[3] que ejerce como evidente sucedáneo de la religión y que sobrevive en un cóctel de tópicos y de ideas-fuerza tomadas de aquí y de allá.

shaman
La New Age ha tendido a llenar el vacío dejado por el declive de la religión en Occidente

Con estos precedentes, no es extraño que aparezca un gran número de canalizadores, contactados o iluminados que reciben esos mensajes, los trasladan al resto de los mortales, y de paso venden su terapia, producto o servicio. Al final, vemos que el lenguaje, las expresiones, los rituales, etc. se reiteran sin demasiada imaginación y llegan a calar en la audiencia por el simple efecto de un mantra repetitivo. Claro que tampoco hace falta calentarse mucho la cabeza con los mensajes; cualquier actividad “alternativa” es susceptible de tener un trasfondo alienígena. Como muestra, hace unos pocos años me quedé atónito al escuchar a una joven artista española que decía realizar –no sé si vender– bellos mandalas por inspiración directa o canalización de varias razas extraterrestres, entre ellos unos tales “Hathor” (nombre, por cierto, de una diosa egipcia). No hay más que añadir; como dicen los italianos, se non è vero è ben trovato.

Vallee
Jacques Vallée

No obstante, para que tampoco en este caso quede duda, conste que estoy abierto a la existencia de entidades o inteligencias superiores o diferentes de la nuestra y que no podemos percibir en condiciones normales, porque eso que llamamos realidad podría ser sólo un pequeño fragmento de un universo multidimensional lleno de sorpresas. Sinceramente, creo que éste es un terreno donde todavía estamos un poco perdidos y desconcertados –como reflejaban los clásicos John Keel y Jacques Vallée en sus investigaciones– con apenas indicios o destellos de unas realidades que superan nuestro entendimiento. Por el contrario, lo que vemos actualmente en ciertos sectores de la New Age ufológica es un cúmulo de verdades y revelaciones, con la promoción de un difuso santoral cósmico de alienígenas, donde nada es lo que parece y más bien planea la sospecha del fraude o del equívoco.

En este sentido, un poco de espíritu crítico y sanamente escéptico no le vendría mal a la ufología para reconducirse hacia una senda quizá “más fría” pero mucho más profunda. Sin embargo, me temo que lo que ha sucedido en este congreso está en esta línea de rebajar cualquier intención de entender el fenómeno ufológico, que ya de por sí es un tremendo rompecabezas que durante décadas ha llevado a la perplejidad a muchos investigadores serios y esforzados. En gran parte, hasta donde yo he llegado, coincido con esa falta de respuestas, y con una cierta desazón ante lo elusivo del fenómeno, que tiene poco sentido como “astronautas humanoides venidos en naves metálicas desde lejanos planetas” (parafraseando al experto David Álvarez). Antes bien, parece que estemos ante un fenómeno interdimensional que lleva siglos manifestándose y que puede formar parte de un plan que se nos escapa, pero que tal vez tenga un propósito relacionado con la distracción o la manipulación. Con esto no descubro nada realmente; hay bastantes especialistas y aficionados que están en esta misma línea de pensamiento.

TriangleBelgium1990
Ovni avistado en Bélgica (1990)

Dejo aparte otras teorías más rebuscadas, que sugieren que el fenómeno ovni podría ir en la dirección de fomentar en el inconsciente colectivo la creencia en los alienígenas como seres reales –y siempre “superiores” a nosotros– que van a intervenir en nuestros asuntos. Dicho de otro modo, estaríamos ante una determinada agenda global para insertar en nuestra realidad a los extraterrestres (ya sea con argumentos científicos o espirituales, o una combinación de ambos) y para que tengan un papel decisivo en el próximo futuro de la Humanidad, en uno u otro sentido.

Sea como fuere, da la impresión de que la ufología moderna ha tirado la toalla de la observación científica y se ha lanzado directamente a la piscina de las creencias y de ese mundo mágico y etéreo de seres superiores, luz, amor y armonía, que más parece un espectáculo vacío de contenido real. Con lo cual, ¿qué tenemos? Por un lado, el genuino espíritu de los ufólogos clásicos se ha desvirtuado y la investigación se ha ido por derroteros dispares y confusos relacionados con otras muchas cosas pero no con el objeto propio de la investigación. Por otro lado, la auténtica búsqueda espiritual –que yo valoro y respeto– se ha convertido en un fenómeno banal, pero bien calculado y dirigido para apartar a la gente del verdadero camino a seguir (que está más bien en el campo científico), ofreciendo a cambio una falsa ilusión espiritual para contentar a las mentes, y todo ello dentro de la más exquisita corrección política.

Tsoukalos
Tsoukalos (Ancient Aliens): Los ETs como espectáculo y explicación para todo

Evidentemente, como ya he remarcado muchas veces, lo oculto, lo enigmático y lo sensacionalista vende bastante más que el rigor, la profundidad y la prudencia. No hay más que ver las series documentales tipo Ancient Aliens para comprobar que se está vendiendo un producto de entretenimiento bien elaborado y muy efectista, pero no un auténtico proyecto de investigación riguroso e imparcial que tenga un mínimo atisbo de vocación científica. En este sentido, hoy en día resulta mucho más fácil promocionar la ufología si le añadimos sus adecuadas dosis de conspiración, misterio y, sobre todo, parafernalia New Age. Sin embargo, el resultado de esta estrategia es que ni uno ni otro mundo resultan bien parados. La ufología se desdibuja bajo el prisma de la pseudoespiritualidad mientras que la espiritualidad genuina se ve mezclada con temas y enfoques que tienen poco o nada que ver con la búsqueda espiritual (por mucho que se la cite explícitamente). Y que conste que no veo mal que la gente que trabaja de verdad por la conciencia reciba cierto dinero por su servicio o ayuda. Otra cosa bien distinta es que determinadas actividades sean especialmente lucrativas y que además estén marcadas por la falsedad o vacuidad.

En fin, que nadie se equivoque. Estoy lejos de ser un falso escéptico o un martillo de herejes, pero pienso que si al final convertimos la investigación ufológica y la genuina introspección espiritual en un galimatías –y ya no digamos un gran montaje o negocio– estaremos haciendo un flaco favor a ambas iniciativas. Y de rebote, las esferas académicas más conservadoras, enrocadas en la defensa de su paradigma materialista, estarán encantadas de ver cómo una parte importante del mundillo alternativo se tira piedras sobre su propio tejado con semejantes despropósitos, desprestigiando así cualquier intento sincero de ir más allá de los fuegos artificiales y del humo (¿Ummo?), y en definitiva, de retar seriamente al paradigma.

© Xavier Bartlett 2018

Fuente imágenes: Wikimedia Commons


[1] Esta información me llegó indirectamente de parte de la organización, en forma de breve resumen del contenido de las ponencias. Que yo sepa, en web oficial del evento, o sea, la información disponible en Internet para todo el público, no se especificaba el contenido de las conferencias, lo que resulta bastante inaudito.

[2] De hecho, una ponente defendió explícitamente la identificación de los extraterrestres con los ángeles.

[3] En Internet se puede encontrar un enorme y confuso revoltijo de información sobre todo tipo de civilizaciones extraterrestres, benignas y malignas para los humanos, con organizaciones que parecen sacadas de la literatura de ciencia-ficción, como el Consejo de Andrómeda, El Consejo de Thuban, la Federación Galáctica de Planetas, el Comando Ashtar, la Corporación Annki, etc. Las relaciones al más alto nivel entre dichas civilizaciones y las autoridades terrestres se denomina “exopolítica”.


8 respuestas a “La Nueva Era de los extraterrestres

  1. Sí, estoy de acuerdo. Y es más; de nada sirve, en el caso de la búsqueda espiritual, tanta conferencia y mezcolanza de temas si luego resulta que como persona te comportas como un simple villano, como alguien a quien en el fondo poco le importan las amistades, el impacto negativo que sobre ellas se ejerza… Muchas florituras con demasiada hipocresía… je,je,je,je,jee… “me río de los peces de colores”…

  2. El Daniken ese, y su robo descarado del tema de la cueva de los Tayos, para mi lo descarta.
    La ufologia hoy es un fenómeno de consumo, entre tantas miles de millones de cámaras smartphone y de las otras, hay miles y miles de filmaciones de ovnis, hasta en la sopa.
    Pero toca temas militares……

    Las pastillas de Paz y Amor y crecimiento espiritual no existen. Algo tiene que hacer el personal, aparte de echar culpas por doquier.

    saludos

  3. Gracias Ania y camaleón por vuestros comentarios

    Hoy en día casi todo es un espéctaculo, una moda, un objeto de consumo, incluso lo que sirve para “escaparse del mundanal ruido”. Mucha superficialidad, por no hablar de negocio o distracción. De todos modos, hay mucha gente que no ha entrado en ese juego y que busca respuestas con rigor y honestidad, tanto en la ufología como en la espiritualidad, que a mi juicio están en esferas bien diferentes. Y por cierto, ningún alíenigena nos va a salvar o condenar (Véase la entrada “El 7º de caballería no va a venir”). Es lo de siempre: religiones salvacionistas y complejo de inferioridad.

    Saludos

  4. Personalmente y con el mas que probable error en mis conclusiones,puntualizaria lo siguiente:
    1º/ Los ovnis como objetos no identificados,( ¿ o,si ) y de tecnologia fuera del alcance actual del conocimiento fisico,existen,hay demasiadas evidencias,negarlo es absurdo.
    2º/ Se tiende a confundir,ovnis,con presencia extraterrestre,puede ser posible,pero no tiene porque ser asi.
    3º/ La vida aqui y en cualquier parte del Universo,tiene que basarse si o si,en dos componentes elementales,el carbono y el agua,sin ellos no hay vida ni aqui ni en elextremo del Universo.
    Las posibilidades de encontrar vida,tal y como nosotros la aceptamos,fuera de nuestro planeta,son ridiculamente pequeñas ¿ es posible ? si,¿ es probable ? no.
    4º/ Si la posibilidad de encontrar vida fuera de nuestro planeta,son escasas y los ovnis parecen estar diseñados por seres inteligentes ¿ que opcion seria la mas logica ?
    5º/ Sobre nuestro planeta,sobre nuestros origenes y sobre nuestra pre-historia,creo poder afirmar con un margen de error bastante pequeño,que de 100 respuestas proporcionadas por las ciencias competentes,150 son falsas,erroneas,tergiversadas o simplemente mentiras a conciencia.
    6º/ La conclusion es que los ovnis son tan terrestres como lo puede ser una vaca,un conejo o un humano.
    ¿ Quien,que seres o civilizacion los controla ? .- no lo se.
    ¡ Los seres humanos,tenemos todos un conocimiento similar a lo que genera nuestra propia civilizacion ! .-no necesariamente.
    ¡ Es imposible que existan seres que no siguieron las pautas de expansion biologica de la humanidad ! .-no necesariamente.
    ¡ Todo el planeta esta explorado y no hay rastro de otros seres ! .- falso,no tenemos un conocimiento fisico completo al 100% sobre el planeta,hay millones de km2 sin exploracion de ningun tipo sin hablar de los oceanos.

    Perdon por el toston. Un saludo.

    1. Amigo Alarico

      Muchas gracias por el comentario y perdonado por el tostón. Sobre tus observaciones, coincido básicamente con ellas; la verdad es que en este artículo no quería adentrarme en el análisis del fenómeno, sino presentar ese extraño (o quizá no tanto) maridaje entre ufología y New Age.

      En efecto, ni un ovni es un “nave espacial venida de otro planeta” ni los supuestos seres no humanos son de otra galaxia. En realidad todo el fenómeno es plenamente “terrestre”, pues aquí lo observamos y experimentamos. Ahora podríamos hablar también de la paradoja de Fermi o la ecuación de Drake, pero todo ello no deja de ser un edificio especulativo. En el propio texto ya doy mi opinión sobre la naturaleza del fenómeno y no tengo mucho más que añadir. Eso que llamamos “realidad” tal vez sea algo bastante limitado y parcial, si lo tomamos estrictamente desde el mundo material o perceptible. Imagínate el mundo de las hormigas intentando concebir ciertas anomalías de su entorno y considerando si existe un ser enorme e inalcanzable llamado hombre… que no es un dios, simplemente está en una esfera superior…

      Saludos

  5. Con este panorama se echa a faltar a “Carlos Jesús” y una buena ponencia sobre Raticulín.

    Estos vividores son los que más daño hacen al estudio de este tema y sospecho que precisamente por eso existen, seguramente financiados cuando sea necesario, que no contratados directamente, por aquellos a los que interesa que nada se sepa, nada que pueda servir a alguien, al menos.

    Por supuesto existe gente muy seria y rigurosa, pero esos son difíciles de encontrar, yo guardaba un enlace muy bueno y desapareció sin dejar rastro, por desgracia no tuve la precaución de salvar nada en su día y no recuerdo ni el nombre, pero aun tengo bastantes páginas decentes del tema en mis “favoritos”.

    Los comentarios anteriores me parecen muy acertados, así que poco que añadir, como en todos los temas, se intenta ridiculizar lo importante y se añade basura para ocultar el rastro de lo útil.

    En nuestra mano, queda la responsabilidad de separar el grano de la paja y por supuesto de tomarnos la molestia de investigar y si es sobre el terreno, mucho mejor.

    Un saludo.

    1. Gracias piedra

      Coincidimos en el análisis, ahora ya no hay por dónde coger la ufología y menos con ese show a medias con la New Age. Por cierto, brillante tu referencia al olvidado Carlos Jesús y sus fantasías de Raticulín; no hubiera desentonado demasiado en el evento. Y me consta que varias figuras serias de la ufología no asistieron al ver el enfoque del congreso y el perfil de la mayoría de ponentes.

      Saludos

Responder a Xavier Bartlett Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s