Rennes-le-Château revisitado

MagdalaMuchas personas quedaron fascinadas por la novela de Dan Brown El código da Vinci y su posterior versión cinematográfica, protagonizada por Tom Hanks. Desde luego, la novela era un misterio histórico con todos los ingredientes para atraer al público, a partir de un enigma sobre la vida de Jesús en forma de linaje sagrado. Así, el relato planteaba que Jesús y María Magdalena habrían tenido descendencia (de estirpe real, por conexión con la dinastía merovingia) cuyo secreto y legado habrían sido protegidos por una orden llamada Priorato de Sión, habiendo sido uno de sus priores el propio Leonardo da Vinci.

Lo que no tanta gente sabe es que Dan Brown se inspiró directamente en una obra que en teoría no era de ficción, sino un proyecto de investigación histórica a cargo de tres autores británicos, M. Baigent, R. Leigh, y H. Lincoln. Dicho proyecto salió a la luz como libro, Holy Blood, Holy Grail (en España, El enigma sagrado), y tuvo cierto éxito popular en los años 80. Esta obra presentaba una compleja trama político-religiosa que giraba en torno a unos hallazgos fortuitos acaecidos a finales del siglo XIX en un pequeño pueblo francés llamado Rennes-le-Château, en el departamento de Aude.

Ahora bien, para ser precisos, el origen literario de la historia se encuentra en la misma Francia a partir de los años 60, tras unas primeras noticias del ámbito periodístico fechadas en 1956. Así, el famoso escritor Robert Charroux sacó a relucir una leyenda local sobre un gran tesoro en Rennes en su obra de 1962 Trésors du Monde. Sin embargo, el gran impacto mediático llegó en 1967, cuando un periodista llamado Gérard de Sède escribió L’Or de Rennes, el libro que popularizó en Francia la historia de un atípico sacerdote francés de finales del siglo XIX e inicios del siglo XX de nombre Bérenger Saunière, el párroco de Rennes-le-Château. Según dicha obra, Saunière habría encontrado en el pueblo un fabuloso tesoro de gran antigüedad y se habría hecho inmensamente rico, lo que le llevó a una vida llena de lujos y excentricidades.

Más adelante, la historia tomó otro cariz al mezclarse de por medio un oscuro personaje llamado Pierre Plantard, que convenció a los tres investigadores británicos de que el asunto de Rennes iba mucho más allá y que la naturaleza del tesoro era más bien un conocimiento secreto, relacionado nada menos que con el mítico Santo Grial. Y así es como hemos llegado hasta nuestros días, en que la realidad y la ficción sobre este enrevesado misterio cuestan bastante de separar, dando lugar a más y más libros y documentales, y todo ello en medio de acaloradas polémicas, tanto en el ámbito religioso como en el histórico. La cuestión, empero, sigue aparcada en una cierta confusión y opacidad, si bien algunos investigadores creen haber desmitificado de forma definitiva el llamado enigma de Rennes.

En fin, el pasado mes de septiembre abordé este clásico tema de la historia alternativa en La otra cara del pasado, pero a efectos de escribir un artículo digerible, lo acorté y sinteticé en sus elementos esenciales. No obstante, dado que me quedó mucho material y documentación en el tintero, he creído oportuno ofrecer aquí la versión completa, modificada y ampliada, con más soporte gráfico y con la inclusión de un anexo con anécdotas y curiosidades, entre las cuales destacaría la mitología creada sobre la estatua del demonio Asmodeo, el asesinato de un párroco amigo de Saunière, o la magia de la montaña de Bugarach.

Adjunto pues para descarga el archivo PDF con el artículo completo:

Rennes-le-Chateau_revisitado

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s