Manuel Fernández Saavedra: In memoriam

DSCN2448

He recibido la triste noticia del reciente fallecimiento en Sudamérica de mi amigo Manuel Fernández Saavedra, de un fatal traumatismo del que desgraciadamente no se pudo recuperar.

Manuel, extremeño de nacimiento y tinerfeño de adopción, no fue conocido a gran escala, ni fue ningún referente mediático, ni tuvo ninguna fama ni mérito particular pero quisiera al menos dedicarle esta breve entrada en homenaje a su empeño y dedicación como arqueólogo amateur, aparte de otros intereses personales e inquietudes que vehiculó en gran parte a través de su productora audiovisual bipolarypuntoes.

Nos conocimos a mediados de 2015 por correo electrónico cuando se puso en contacto conmigo para comentarme ciertos asuntos relacionados con los gigantes, un tema más bien opaco que yo había tratado en mis pesquisas dentro de la arqueología alternativa. Tras asistir a una conferencia mía en Barcelona sobre este asunto, pudimos charlar largamente sobre nuestros intereses comunes y me invitó a ir a Tenerife para que viera lo que había descubierto allí. Así tuve conocimiento de su interés y pasión –casi desde niño– por la arqueología, que le había llevado a buscar por allá donde los arqueólogos no encontraban nada, y de hecho había identificado un dolmen en Extremadura que no había sido catalogado previamente por los expertos culturales de la Administración. Además, debo destacar que realizó un magnífico estudio geométrico y arqueoastronómico sobre las pirámides de Güímar (Tenerife), que plasmó en un brillante documental.

Descarga_12dic2015 174
Conversando en Igueste, junto a una estructura prehistórica

Lo que pude ver en Tenerife (en concreto, la zona de Igueste) a finales de 2015 ya lo expuse en una entrada previa y me remito a ese documento. Básicamente, lo que Manuel afirmaba es que en tiempo inmemorial unas razas de gigantes de diversas alturas habían poblado las islas y habían dejado su huella en forma de herramientas enormes y cierto modelado del paisaje natural. En esos días que pasé en tierras canarias pude comprobar su notable conocimiento de muchos aspectos de la Prehistoria (sobre todo las herramientas de piedra), así como unas capacidades que distinguen a bastantes arqueólogos aficionados, que son la falta de prejuicios, la intuición y el conocimiento profundo del terreno. De este modo, quedé sorprendido al descubrir con él cosas que me habrían pasado completamente desapercibidas para mis ojos, pero también para mi mentalidad aún anclada en los patrones académicos.

No voy a afirmar que Manuel estuviera en lo cierto con sus tesis, porque –aun superando mi escepticismo inicial– mantuve mis dudas y de hecho aún no las he disipado. Consideraba, y así se lo hice saber, que faltaba mucho trabajo adicional sistemático y sobre todo el concurso de diversos especialistas sin prejuicios que pudieran aportar luz acerca de los varios aspectos indefinidos o dudosos que habíamos observado sobre el terreno. Por supuesto, lo ideal para investigar en condiciones –en vez de limitarnos a meras exploraciones superficiales– habría sido implementar trabajos arqueológicos convencionales, pero la arqueología oficial no estaba por la labor en un tema tan herético, y más aún teniendo en cuenta que tampoco había mostrado un interés particular por profundizar en la cultura local guanche (heredera de esos supuestos “gigantes”), ni por rescatar y proteger dicho patrimonio arqueológico autóctono.

Como fruto de nuestro encuentro, colaboré activamente en su primer documental sobre Igueste –aparecido en 2016– y más adelante él pudo realizar una segunda parte, en la que aportó nuevos hallazgos en otros lugares de Tenerife que presentaban patrones semejantes de modelado del terreno a gran escala. Lamentablemente, por varias razones personales que no vienen a cuento, tuvo que abandonar sus investigaciones en Tenerife y decidió este año realizar un viaje de descubrimiento personal a América, donde ya había estado previamente, entre megalitos y selvas. El destino quiso que Manuel pasara allí sus últimos días, en una tierra que tenía para él un significado especial, algo que para su espíritu resultaba mucho más próximo que nuestra amarga civilización cotidiana.

DSCN2584
Con Manuel en su casa de Tenerife (2015)

Creo que ya he dicho suficiente. Quedará en mí su recuerdo como buen investigador, audaz y persistente, pero sobre todo su recuerdo como mejor persona, entregada a los suyos. Si te pudiste equivocar, Manuel, qué importa. Los académicos se equivocan tanto o más. El mundo necesita de personas que abran puertas y rompan esquemas. Te echaremos en falta, amigo, descansa en paz.

Xavier

Anuncios

4 respuestas a “Manuel Fernández Saavedra: In memoriam

  1. Cuánto lo siento… “algo se muere en el alma cuando un amigo se va”… Ya veré el reportaje y tu entrada… D.E.P.

  2. Fiel seguidor tuyo, yo personalmente descubrí su trabajo gracias a ti. Me dejó boquiabierto e hizo aumentar mi interés por el tema.
    Sin conocerle, Manuel me pareció un soñador… un soñador muy despierto.
    Ojalá él haya obtenido al fin las respuestas a todas las preguntas que nos dejó en el aire.
    D. E. P.

  3. Gracias Jabi, Ania y piedra por vuestras condolencias.

    En efecto, Manuel tenía bastante de soñador, en algunos aspectos, pero con los pies en el suelo. Me consta que le quedó bastante trabajo por hacer, pero he visto en Internet algunas investigaciones que van por una línea parecida a lo que él proponía. Espero que el polémico tema de los gigantes tenga algún día el reconocimiento y la atención que merece, pero antes deberán romperse muchos tabúes.

    Saludos

Responder a Xavier Bartlett Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s