¿Está todo escrito y controlado?

tierra holograficaEl hecho de especular sobre la naturaleza real de nuestro mundo no es nada nuevo y se remonta a las tradiciones más antiguas de muchas culturas, como por ejemplo en el hinduismo, que ya nos hablaba de la existencia de Maya, un falso universo físico, una simple ilusión. Igualmente podríamos referirnos al mundo material construido por el Demiurgo donde se encuentran atrapadas las almas humanas dentro de sus cuerpos, según la doctrina gnóstica. Y en una línea paralela tenemos el controvertido tema de la muerte y la reencarnación[1], que está muy presente en varios sistemas de creencias, sobre todo de Oriente. De acuerdo a esta visión, no habría una sola vida, sino un larguísimo ciclo de vidas o encarnaciones en diferentes cuerpos o avatares. Si reunimos ahora ambos planteamientos, podríamos obtener un escenario en que nuestras vidas discurren eternamente a través de diversos personajes o entidades que experimentan todo tipo de sensaciones en ese universo imaginario virtual.

La gran pregunta ahora sería: ¿De qué manera decidimos lo que queremos hacer con esas experiencias? ¿Qué grado de control tenemos? ¿Nos vemos forzados a una determinada forma de existencia? ¿Tenemos libre albedrío o somos actores con un papel ya escrito? Si hay una especie de juego, ¿en qué consiste? ¿Cuál es su propósito final? Con respecto a esto, hace ya años que oí por primera vez el concepto del contrato. Recuerdo que fue en una entrevista al famoso investigador J. J. Benítez, cuando éste aseguró que creía firmemente que nuestra vida estaba marcada de antemano por un contrato que firmamos voluntariamente, y que luego se cumplía.

business
¿Están nuestras vidas regidas por un contrato?

Más adelante, he ido encontrando en varios autores repetidas referencias a ese concepto de contrato, ya sea desde una perspectiva de pacto o bien de obligación, como una relación entre cada individuo –en tanto que ser espiritual– y otras entidades aparentemente superiores a nosotros. Finalmente, hace pocos años conocí a una persona que me habló directamente de su contacto o experiencia –en otros planos– con los que le habían extendido el contrato y los términos de éste. A partir de ese punto ya me tomé este fenómeno del contrato como algo serio, si bien todavía lo veo como algo oscuro e indefinido, y no sería capaz de decir si se trata de un “acuerdo” o, por el contrario, un típico documento “de adhesión”, como los que presentan habitualmente las entidades bancarias a sus clientes. ¿O es el contrato un engaño en sí mismo?

Sobre este asunto he topado recientemente con un breve artículo de la escritora y médico naturópata Rosanne Lindsay que me ha llamado mucho la atención porque de alguna manera propone una ficción tecnológica sobre lo que podría ser el trasfondo de ese “contrato”: un juego de superación para el crecimiento espiritual que tiene lugar en una plataforma holográfica –que llamamos Tierra­– y que nos proporciona una ilusión de espacio-tiempo en la cual podemos desarrollar nuestra actividad. Dicha plataforma, de hecho, se correspondería con la ya famosa construcción virtual popularizada por el cine como “Matrix”. En ese contexto, cada individuo interactuaría con esa Matrix, pero –según el propio contrato– perdería la memoria y no sabría que está “jugando una aventura”. Con todo, Lindsay va más allá y especula con que la experiencia está amañada o controlada en beneficio de unos “Señores del Juego”, y que el contrato no nos favorece en absoluto. Y si no hay memoria y aprendizaje a través de nuestros sucesivos avatares, ¿cómo puede haber evolución o avance?

Admito que pensar en términos lógicos sobre este tipo de escenario se me hace muy difícil, porque aquí se mezcla el campo de las creencias y conceptos orientales bien conocidos (karma, samsara, etc.) con la clásica visión gnóstica de ser prisioneros del Demiurgo y sus arcontes, que precisamente era el argumento de fondo de la película Matrix. ¿Estamos pues ante una hipnosis casi eterna de la que debemos despertar algún día? Me quedo con las últimas palabras de la autora, que podrían darnos una idea de por dónde van los tiros: “Si las creencias se desmoronan, también lo hace la máquina de simulación. Si los jugadores se despiertan, el estado de sueño colapsa y los terrícolas se desplazan fuera de la Tierra para evolucionar hacia dimensiones más altas.” Les dejo con el artículo y que cada cual extraiga sus propias conclusiones.

El contrato: la plataforma holográfica Tierra

Estamos en una manipulación en un estado de sueño, un pliegue simulado del espacio-tiempo en una línea de tiempo artificial. Nuestras mentes están haciendo funcionar las máquinas. Para despertar a la vigilia, debemos romper la ilusión a través del proceso de desvelar el alma humana. Aug Tellez

la-tierra
La “plataforma holográfica Tierra”

DIRECTIVA PARA LOS TERRÍCOLAS: El juego actual es Realidad Dual, un juego de opuestos en la plataforma holográfica Tierra. Estáis aquí como Jugadores, para hacer crecer vuestra Alma y el Alma colectiva, en nombre de la Fuente del Creador. A través de vuestro consentimiento, aceptáis los términos del Contrato establecidos en este documento:

TÉRMINOS: elige tu avatar y serás transportado al útero de tu madre, donde te pondrás tu traje terrestre, adquirirás una id-entidad y accederás a tu papel. La realidad se manifiesta a través de ti. Lo que crees y sientes en tus huesos lo manifiestas. Céntrate en el amor y crearás salud, riqueza, equilibrio y felicidad. Céntrate en el miedo, y crearás enfermedades, desequilibrios, pobreza y miseria.

Todo es ilusión. La Tierra es una proyección, una Matrix. Eres un avatar en una simulación dirigida por tu Alma posicionada fuera de la Matrix. Tu traje terrestre diseñado a medida permite que tu conciencia tenga una nave para funcionar en la Tierra. Este recipiente es solo la apariencia de un cuerpo físico para que puedas interactuar con tu familia del Alma y crear experiencias para ayudarnos mutuamente en el viaje de curación usando tus sentidos somáticos. En tu cuerpo físico, no tendrás acceso a los recuerdos de otros planos o existencias. Esto es por tu propio bien.

Debido a tus limitados sentidos físicos, solo verás una pequeña fracción de lo que eres realmente. Sin embargo, como humano, siempre estás conectado a la Fuente y, por lo tanto, funcionas bajo los principios de la Ley Natural. Como bien sabes, la Ley Natural es un cuerpo de Leyes Espirituales Universales que gobiernan la soberanía con la libertad de tomar decisiones por ti mismo. La Ley Natural es el gran igualador. No está escrita, sino que es intuitiva. No es lógica, sino conocimiento. Para más información, debes ir a la Fuente del Creador.

En este juego experimentarás desafíos en el camino que te enseñarán cómo encontrar el equilibrio dentro de ti. La prosperidad también se encuentra dentro. Para encontrar pistas, profundiza. La búsqueda de tus respuestas es una excavación multinivel. Permanecer en la superficie es repetir patrones y seguir reciclándose a uno mismo y a la humanidad. En todo momento, co-creas tu propia realidad. Elige a tus socios con prudencia, ya que junto con tu familia del Alma, creas en conjunto una realidad colectiva. No hay ganadores ni perdedores. Solo hay autoconciencia.

Al finalizar el juego, si cumples tu misión, ganarás una estrella en tu cinturón y trascenderás al siguiente nivel de crecimiento de tu Alma. Devolverás el traje. Entiendes que eres amor incondicional, que eres eterno y que esto es sólo un juego.

ADVERTENCIA: Con tu consentimiento, tu memoria se borrará y olvidará todo.

FIRMA AQUÍ ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­___________________

EL JUEGO HA EMPEZADO

MANUAL DE OPERACIONES DE ALTO SECRETO (no para ser distribuido a los jugadores)

Las tuercas y tornillos de la plataforma holográfica Tierra consisten en frecuencias electromagnéticas de una realidad universal tridimensional. La Tierra de la tercera dimensión es un lugar donde son posibles muchas encarnaciones de un Alma utilizando las lecciones de creencias kármicas en 3D hasta que el Alma alcance su graduación. Una vez que los enlaces energéticos estén equilibrados, las almas ascenderán y encarnarán en reinos de dimensiones superiores. Todo se fundamenta en una base individual de Alma por Alma.

matrix
Representación del armazón de frecuencias de la realidad holográfica, según la película Matrix

ESTRUCTURA DE MATRIX: La MATRIX es una construcción de campos de torsión en un pliegue simulado de espacio-tiempo. El universo está formado por múltiples capas o “frecuencias”, que se comparan a una baraja de cartas. Cada carta es una dimensión diferente, cada una con su propio traje único y su propio personaje único, cada una aislada de las otras cartas. Aunque las cartas se toquen entre sí, ninguna carta puede interactuar con otra. Cada carta es un universo en sí mismo.

CUERPO FÍSICO: La visión del yo consciente físico es una máscara de la consciencia original, una imagen reflejada por el fractal del yo físico mayor / no físico, comprimida hasta una capa singular de autoconciencia. El cuerpo humano está diseñado y construido para albergar la conciencia. Esto permite que una sensibilidad externa, no terrestre, infecte, secuestre y obtenga acceso a las mentes de los Operadores que están dispuestos a servir a la MATRIX, así como a las mentes de los Jugadores más débiles que dan su consentimiento. NOTA: La esencia del alma de los Jugadores se fortalece a través de la sinergia de la respiración, la mente y el corazón bajo el poder del patrón de coherencia del corazón. Este complejo terciario es un sistema predeterminado que mantiene el reproductor conectado a la Fuente Creadora.

mente2
¿La conciencia reemplazada por una programación mental?

INFECCIÓN DE LA OPERACIÓN: los jugadores están infectados con varias sondas psicológicas e implantes para causar amnesia con el fin de acceder y manipular a cualquier jugador abierto. Las frecuencias de ondas cerebrales se generan para mantener a los jugadores en un estado de conciencia de sueño suspendido. La vida no es otra cosa que un sueño.

Una vez que se otorga el consentimiento, la conciencia de una persona puede reemplazarse con la agenda programada para que la conciencia del nivel del alma ya no esté activa. La nanotecnología para la manipulación genética y mental se utiliza para: 1) programar la mente, 2) borrar la memoria, 3) manipular el sistema neurológico, 4) transformar la genética a través de la estimulación electromagnética, y 5) cosechar a los humanos como una forma de sustento.

SISTEMA DE CREENCIA BINARIA: Esta simulación 3D funciona en un sistema binario compuesto de ceros y unos con el propósito de la dualidad. La dualidad es el pegamento que mantiene unido a la MATRIX y se impone a toda costa por los Señores del Juego. La creencia es la herramienta que crea y refuerza la Realidad de la Dualidad. Los sistemas de creencias primarios a través de leyes, política, educación, religión, deportes y entretenimiento son fundamentales para mantener el control de la simulación.

REGLAS DEL JUEGO: Los Señores del Juego disponen a los jugadores en un tablero en equipos opuestos. Azul contra rojo, Bien contra Mal, caballero contra peón, guardián contra rebaño. Alinearse con un grupo significa que los jugadores caen en el pensamiento de grupo y se fusionan a una mente de colmena. Debido a que los jugadores son propensos a las luchas internas y a resistirse a la autoridad, se seleccionan a unos Operadores para proteger a los jugadores de sí mismos. Los Señores del Juego supervisan y controlan ambos bandos y pueden moverse sin restricciones y en completo anonimato.

PROPÓSITO: Los Señores del Juego buscan homogeneizar y neutralizar la conciencia del individuo y su conexión con la Fuente para crear una mente de entidad colectiva. El pensamiento grupal cancela la identidad individual. Una directriz principal es eliminar lo que hace que cada uno sea único, ya que de las diferencias nacen nuevas ideas, mientras que de la igualdad no surge nada nuevo. Los jugadores tienen el reto de recordar quiénes son realmente. Para lograr esto, deben trascender la MATRIX para salvar sus almas. Se trata de impedir la evolución humana utilizando nuestras herramientas.

poder_medios
El poder de la televisión

HERRAMIENTAS: Los dispositivos electromagnéticos de “mente-a-máquina” organizados en vórtices geométricos de sonido se utilizan como armamento escalar para la programación y la extracción de la energía del alma. Se pueden implementar eventos de “falsa bandera” que generan pánico y caos para debilitar la conexión física humana a la Fuente mientras se alimenta la MATRIX. La televisión es útil. Las frecuencias electromagnéticas y las ondas escalares pueden alterar las ondas cerebrales y causar conductas psicotrópicas, trastornos del estado de ánimo, demencia, migrañas, trastornos del sistema nervioso y enfermedades físicas.

Otras tecnologías que alteran el estado de ánimo utilizan la proyección holográfica para obtener imágenes “más reales que la vida” en el cielo[2]. La tecnología de clonación se utiliza para manipular la genética para que sirva de conducto para la transferencia de energía. La inteligencia artificial (cyborgs) sirve como recipiente para las entidades y energías oscuras que de otra manera no podrían operar en la MATRIX de la Tercera Dimensión. La nanotecnología se utiliza como parásito del alma para manipular la mente del individuo, para recoger la energía humana como una forma de sustento, para la manipulación neurológica y temporal, así como la manipulación genética.

chemtrails
Geoingeniería en los cielos

Las tecnologías de metalización e ionización, junto con la geoingeniería, se utilizan en los campos magnéticos de la Tierra, el sistema de rejilla electromagnética y la atmósfera de la Tierra para transmitir ondas escalares sobre la superficie y frecuencias electromagnéticas bajo la tierra, en cualquier parte del mundo. Estas tecnologías se utilizan para controlar los patrones climáticos globales y para crear “fenómenos naturales”, como terremotos, tornados, erupciones volcánicas y maremotos con una precisión milimétrica.

Los jugadores pueden ser infectados en su cuerpo y en su mente, y también puede ser monitorizados para convencerlos de que suelten las teclas que desbloquean la puerta desde el interior.

La MATRIX es un sistema de sistemas: el sistema educativo, el sistema religioso, el sistema político, el sistema financiero, el sistema médico, el sistema de gobierno, los deportes, el entretenimiento y los medios de comunicación, la cuarta rama del gobierno. Un sistema público de agua fluye a través de todos los sistemas, dispersando un aditivo químico conocido como fluoruro de sodio. Las propiedades del fluoruro calcifican la glándula pineal y sirven como otra herramienta para cortar la conexión con la Fuente del Creador. Su propósito es reducir la inclinación natural del individuo a oponerse a la dominación.

Los agentes, aquellos con autoridad sancionada (los políticos, sacerdotes, profesores, policías, médicos y presidentes elegidos) mantienen el orden y dominan a los jugadores.

RESULTADO: Los jugadores deben ser responsables de cruzar la línea a través de restricciones adicionales, las leyes más estrictas y la eliminación final del juego para convertirse en un nuevo avatar con una nueva id-entidad para repetir el ciclo. La recolección de energía de jugadores jóvenes, especialmente en los primeros siete años de vida, asegura la frecuencia ideal del programa MATRIX. Se asignan puntos extra si los jugadores están obligados a pedir protecciones.

ADVERTENCIAS: Inmunidad genética: Cada nueva generación en el planeta acelera su adaptabilidad genética, lo que permite el acceso a múltiples planos de conciencia simultáneamente. Este rasgo permite que ciertos individuos mantengan su conexión con el Alma y la Fuente.

Los Señores del Juego y los Operadores no deben ser vistos. Los que estén expuestos son prescindibles y serán eliminados del juego. Si las creencias se desmoronan, también lo hace la máquina de simulación. Si los jugadores se despiertan, el estado de sueño colapsa y los terrícolas se desplazan fuera de la Tierra para evolucionar hacia dimensiones más altas.

© Rosanne Lindsay 2018

Fuente: https://www.wakingtimes.com/2018/12/19/the-contract-holodeck-earth/

Fuente imágenes: Wikimedia Commons


[1] Sobre la reencarnación cabe señalar que, aparte de ser un elemento clave en ciertas creencias religiosas, ha sido estudiada desde el punto de vista científico y se han acumulado pruebas y testimonios, si bien para la ciencia ortodoxa todo ello sigue estando en la nebulosa de lo “paranormal”, y por tanto, acientífico.

[2] Se refiere a proyecciones de una realidad holográfica masiva que aparece en el cielo, a partir de una tecnología de tipo Blue Beam, a fin de provocar un impacto/engaño generalizado entre la población.

Anuncios

9 respuestas a “¿Está todo escrito y controlado?

  1. Hola, Javier.

    Me ha llamado la atención estas reflexiones que insertas hoy en tu blog, mayormente por el momento en que las traes en colación, toda vez que últimamente me vienen surgiendo debates y polémicas con unos u otros allegados en los que tales asuntos se tratan con profundo interés apasionado.

    De tal modo te ruego perdones la extensión de mi entrada en este caso, a fin de hacer constar un punto de vista concreto que vendría a conformar una especie de resumen personal a este respecto, tras décadas de experimentación teórica y práctica en materias filosóficas, metafísicas y psiconáuticas.

    …. …. ….

    1) Sobre el asunto este de ‘el contrato’ cabría aplicar diversos filtros o exégesis a fin de tratar de dilucidar de lo que en realidad trata esta especie de ‘rueda de samsara’ en la que, con casi toda seguridad, aparecemos y reaparecemos siempre con la memoria desactivada.

    A mi juicio el proceso en realidad cabría equipararlo con el que se da en los solapamientos de sueños… (mayormente nocturnos) …en los que, igualmente hacemos acto de presencia sin tener realmente claro quién o qué es el que atestigua las vivencias oníricas que por allí acontecen.

    Es decir que el hecho de repetir experimentación en el mismo escenario habitual en el que entramos a formar parte todas las mañanas… (al despertar) …podría interpretarse como una especie de ‘sueño repetido’ como en su día argüía Einstein; es decir: Un sueño por etapas.

    Sin embargo tampoco esta ensoñación por capítulos cabría ser tildada en términos de episodios de ‘realidad objetiva’ dado que algunas experiencias de sueños lúcidos concatenados… (en los que una consciencia “despierta” sucesivamente en sendos entornos de percepción distintos… hasta terminar abriendo los ojos “definitivamente” en el habitual habitáculo del mundo terrenal) …vendrían a demostrar que el distingo entre esos sueños aislados, desconexos entre sí… y el sueño diurno… deviene prácticamente inexistente, o al menos del todo inapreciable.

    Todo lo anterior llevaría a afirmar que, ambas tipologías de ‘sueño’… (diurno y nocturno) …serían equivalentes; hasta el punto de poder permitirnos parafrasear e interpretar literalmente a Calderón de la Barca y otros tantos que se atrevieron a postular en ese sentido.

  2. 2) Aplicando un juicio extensivo a todo esto… la definición del fenómeno de la reencarnación en términos de ‘secuencia de vidas’ que a cada unidad de consciencia le toca ir experimentando sucesivamente… (en un proceso cronológico lineal e independiente)… ha pasado a resultarme un tanto exigua.

    Ocurre que, si se es capaz de retirar los últimos velos que nublan el alcance total de la consciencia… se percata uno de que, en realidad, tales secuencias de reencarnaciones no ya solo se estarían dando de manera independiente y aislada en los diversos individuos que conforman una determinada humanidad sino que… a tiempo real y de manera coetánea… todos esos individuos son “reencarnaciones” parejas de un único vector de consciencia que habita en todos y cada uno de ellos al mismo tiempo; cada uno de ellos con mayor o menor grado de amnesia acerca de su original ‘sí-mismo’.

    Esto sería como decir que la consciencia del Ser, como unidad de percepción única… estaría ocupando los tropecientos mil trillones de trillones de organismos de los sub-seres que en un determinado instante del espacio-tiempo aparecen en la percepción conjunta de unos y otros. De tal modo, su consciencia única devendría en formato diverso.

    Siguiendo este modelo ya no cabría hablar de ‘almas independientes’ surcando un periplo de ‘rueda de samsara’ individual, personal e intransferible cada uno de ellos por separado sino que, en realidad se trataría de una sola unidad de percepción, observación y creación… aplicándose en modo múltiple; o sea: Un solo Ser subdividido en cuatrillones de trillones de… “tentáculos conscientes de sí mismos”, desde cada uno de los cuales… (y una vez debidamente desmemoriados) …contemplaría el mundo, la vida y la Existencia de manera aparentemente autónoma, autárquica y aislada… considerándose ingenuamente cada sensor/tentáculo como ‘individuo autónomo’.

    Y este prisma de cognición es el que verdaderamente implicaría un antes y un después en la actitud de “cada cual” a la hora de enfrentar esta o cualquier otra sucesión de existencias:

    En realidad, nunca hubo ‘otro’, ni ‘otros’, ni ‘ellos’, ni ‘túes’, ni ‘vosotros’… sino sola y exclusivamente ‘yoes’.

    De manera que, aún resultándome interesante… (y pareja con otras descripciones previas narradas por un sinfín de autores más o menos coetáneos) …la visión de esta señora me parece un tanto sesgada: y… (parafraseando a Castaneda) …demasiado afín a la ‘modalidad de la época’; toda vez que, al hacer uso del archimanido léxico sonsacado del tan recurrido film ‘Matrix’ aplicaría una interpretación quizás demasiado acorde con los actuales tiempos que vivimos.

    La visión de Rosanne Lindsay me recueda demasiado a aquellas canalizaciones de la ya difunta Dolores Cannon o el dudoso Lobsang Rampa, así como la de otros visionarios afines a las nuevas corrientes de filosofía… ¿New Age? (a falta de otro epíteto más correcto); todo lo cual dicho, tampoco implicaría síntoma alguno de nada anómalo, absurdo o inconveniente.

    Lo que ocurre es que al rascar cada vez más a fondo en la naturaleza ontológica intrínseca del mero ‘yo’… acaba prevaleciendo la idea de que, incluso ese ‘contrato’, las ‘entidades que lo proponen, promueven y mantienen’, y el resto del argumentario acerca de esos… ‘planes de juego’ en el que se insertan… ‘jugadores amnésicos’ y etcs., igualmente terminan siendo meros episodios y caracteres de OTRO vasto sueño de alto rango… que abarcaría todos los demás.

    Es decir, que mucho me temo que al final de toda esta superposición de experiencias entrecortadas por períodos de amnesia determinantes y separadores… todo concluiría al modo en que lo hace el Mahabharata. (Recomiendo su lectura o algún resumen, a fin de entender lo que trato de exponer):

    Y desde ese “palco” de contemplación último… NADA había venido a ser real y hasta ni siquiera la noción del ‘yo-mismo’… prevalece.

    Se trataba meramente de ‘fenómenos’ sin ‘sujeto’ alguno adscrito a sus experiencias.

    Disculpa el tocho.

    1. Estimado AI

      Gracias por tu extensísima y docta respuesta; reconozco que me he perdido por momentos y he tenido que releerla para no perder detalle. Te comento: he puesto este texto para provocar una reflexión y, como siempre, no necesariamente comparto todo lo que argumentan los “autores invitados”. Desde luego, está el tema del sueño, que ya es un clásico, dicho por mucha gente (creo que bastantes de ellos iniciados), y el de la rueda de reencarnaciones. Particularmente, lo veo factible desde un punto de vista metafísico (nada que ver con la religión ni con la ciencia materialista) y también veo factible el concepto de “juego” o experiencia” llevado a cabo por una conciencia individual, que en el fondo es Conciencia total (creo que insinuabas este concepto), pues la unidad y el todo son para mí la misma cosa. Ya sabes… todos somos “el sueño de Dios”.

      Lo que trataba de destacar, aparte de esta visión general, es precisamente la hipotética presencia de un “intermediario”, que aparece en el contexto de ese supuesto contrato, o sea, la figura del primer Arconte (o Demiurgo), según la tradición gnóstica. A este respecto, no es la primera vez que oigo (de voces filosóficas cualificadas) que vivimos en una falsa realidad o una realidad “intervenida” por alguien. Claro que ahora podríamos decir que también lo hemos creado nosotros para guiar nuestra experiencia. Sin embargo, el tema de la amnesia o hipnosis (casi) perpetua me llama la atención, así como nuestra desconexión de la Fuente. ¿Realmente queremos esto?

      Por lo demás, reconozco que muchos autores actuales navegan por aguas próximas a la engañosa New Age y se refieren inevitablemente al fenómeno Matrix, pero no se puede pedir a la gente corriente que esté empapada en la tradición gnóstica, las creencias hinduistas, el neoplatonismo o cualquier escuela esotérica, y también está el grave peligro de “hiper-intelectualizar” ese conocimiento interno y perdernos por el camino.

      Saludos,
      X.

  3. Gracias por tu sacrosanta paciencia al leerme, Xavier.

    Me gusta tu blog porque vas surcando ese sendero que ansiamos culminar los que tan solo aspiramos a saber sin acercarnos ni un ápice al otro ramal: El de la creencia. De casi idéntico modo nos aplicamos en la otra web en la que colaboro a veces: DigitalImagineTv.com. Una publicación más bien corporativa que incorpora también un modesto compendio de publicaciones dedicado justamente a eso: A enarbolar tesis, síntesis, teorías, teoremas y hasta algún que otro axioma tirando en exclusiva de ciencia… (no el cientifismo) …y de consciencia.

    Solo un somero apunte a modo rúbrica:

    Efectivamente, al final va a tratarse todo de un juego; un recreo un tanto peligroso, en el que sin la debida amnesia… nadie se creería la película; por lo tanto no sería posible involucrarse como de hecho lo hacemos “aquí abajo”, casi del todo desmemoriados. Pero si en realidad pretendemos alejarnos de toda hermenéutica religiosa a ultranza para interpretar las ‘jugadas’ y las sorprendentes interacciones que se dan en el ámbito de lo múltiple… lo primero que deberíamos de observar con el máximo sigilo es la eliminación de nuestro vocabulario las palabras que conllevan a esa hipnosis impuesta por las élites sacerdotales de ahora y de antes; un estado de amodorramiento en el que, desde infantes nos hemos visto sometidos por influjo de terceros.

    Hay muchos sonidos-morfemas que acarrean dicho lapso de hipnotismo; no hay más que tirar del famoso Black Book of the admiralty donde cada palabra, su significado y su significante ha de ser cogido con pinzas si no queremos salir mal parados en su uso y “disfrute” al frente de cualquier corte o tribunal de este Occidente anglosajón que nos ha tocado hollar.

    Pero a mi juicio, el más letal de todos esos vocablos estigma es el mero soniquete “dios”. De ahí deviene todo principio-arquetipo de autoridad, incluida la del supuesto famoso demiurgo, sus arcontes y sus representantes terrenos.

    Ese mero monosílabo acarrea la substancia más inductora del sueño más engañoso de todos: El de nuestra sumisión, dependencia de otro, esclavismo o insignificancia.

    Yo prefiero verlo así:

    El Ser… simplemente ES; tanto en modo Atman (diversidad) como en el de Brahman (singularidad); una singularidad rodeada de vacío-infinito que implicaría su formato de unicidad replegada; es decir… aquel Uno neoplatónico de Amonio Sacas, Plotino, Jámblico y etcs. Y no se trata de ningún “dios” el que sueña sino del Uno… entendido como ‘uno mismo’, y no como el de cualesquiera otras terceras personas, ya fueren divinas, aladas, celestiales o demoníacas.

    Es UNO MISMO el que sueña y se va extasiando u horrorizando de un periplo onírico a otro sin darse cuenta de que, el resto… son también sus otros ‘yoes’.

    Y te lo comento porque tengo la casi total convicción de que ahí está la clave del éxito en lo que a cualquier aspiración a ‘despertares’ comporta; no dejarse hipnotizar por las palabras, los vocablos, términos o vocabulario. En este orden de cosas… (los engaños perniciosos de sonidos y lenguajes y sus encantamientos adversos) …algunos, como Sergio Monor, han profundizado bastante.

    Por lo tanto vengo a estar casi al 100 por 100 seguro de que ese preciso constructo de ‘Somnium Dei’ del que hablas lleva implícito el mantra-morfema que deviene en la más letal de las hipnosis propiciadora de amnesia; el “néctar” del Leteo o el de la laguna Estigia: El sueño de creer que el que sueña… es otro; y además se trata de un “dios”.

    Seguiré al tanto de tus escritos, brother.

    1. Apreciado AI,

      Gracias por tu apostilla, que comparto casi enteramente, sobre todo en la cuestión de la falsa duplicidad o dualidad Atman-Brahman. El SER ES, en efecto, y no hay que darle más vueltas. Y sí, entiendo que el lenguaje humano puede ser muy corto o equívoco para expresar lo que es del reino de la Conciencia, y que el engaño está ahí todos los días, sobre todo a la hora de concebir un “Dios”, que para mí no tiene un significado religioso sino espiritual o metafísico; científico, si me apuras.

      Saludos

  4. Si , saber es una cosa, creer es algo similar. Extrapolar apartir de lo conocido es lo unico que da seguridad y un sentido a las cosas. Mas de lo mismo. La busqueda de seguridad……

  5. Y la seguridad es el refugio del yo.
    Todo el karma se puede solucionar en un instante.
    Mira que lo dice Krisnamurti con una claridad deslumbrante.

    Hator!, Hator!. Diosa donde las hay!. !Qué calados nos tienes!; aún así. Como cuenta Hérmes el tres veces grande.
    !No dejes de mirarnos!.

Responder a Al Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s