El sueño de Dios

planetas

(Una metáfora para iniciados)

Todos los universos, densos o sutiles, físicos o etéreos, estaban en plena ebullición. Infinitos seres pensando, sintiendo, viviendo, evolucionando cada uno en su propia realidad. Estrellas, planetas, galaxias, quásars, ríos, mares, montañas, animales, plantas, humanos… todos palpitando en su pequeña o gran realidad, en su existencia, en su conciencia.

Y de repente, Dios despertó. “¿Qué ha sido esto? ¿Qué ha sucedido? ¿Dónde están todos? Se han desvanecido de repente; pero estaban ahí, eran tan reales… Ah, ya veo, sólo estaba soñando. Un hermoso sueño, sin duda, aunque a veces algo confuso, a decir verdad. Y ellos creían que realmente existían en su individualidad. Es algo fantástico, prodigioso… debo soñar más a menudo, mi conciencia debe expandirse aún más y más y más…”

“Todo lo que ves o lo que aparenta no es más que un sueño dentro de un sueño” (Edgar Allan Poe)

No tienes que comprender nada… sólo vivir el sueño y recordar quién eres de verdad.

 

Anuncios