La destrucción de la sexualidad humana

Me es grato presentar a continuación un artículo del todo políticamente incorrecto (según las pautas que ofrecí en un reciente artículo) a cargo del escritor británico Julian Rose, pionero de la agricultura ecológica en su país, aparte de ser actor, filósofo y activista internacional. Rose ha escrito dos libros de gran alcance como Changing Course for Life (“Cambiar el curso de la vida”) e In Defence of Life (“En defensa de la vida”), y su sitio web es: http://www.changingcourseforlife.info.

julian_rose
Julian Rose

En este audaz documento, Rose arremete con fuerza contra la corrección política y aborda el muy actual y controvertido tema de la agenda global transgénero y transhumanista, que trata de transformar radicalmente el paradigma de la vida, la sexualidad y la reproducción humana. Según esta visión, ya estamos metidos en un estadio en que el ser humano se puede convertir en una especie de robot biológico que ya no se reproducirá “naturalmente” (ecos de una clara eugenesia masiva) y cuya sexualidad genuina quedará destruida a través de dos estrategias. Por lado, por la implantación de la indefinición sexual, falsamente intelectualizada, y por otro, por el triunfo de la hipersexualidad, que sólo funciona prácticamente como lujuria y objeto de consumo. Mientras tanto, el Amor con mayúscula es ferozmente atacado y ridiculizado desde todos los frentes; no hay más que ver las campañas mediáticas al respecto.

Para Julian Rose, el sexo ha sido opuesto artificialmente a la espiritualidad cuando en realidad es la expresión de la máxima unión espiritual, de la polaridad que da paso a la creación, a la vida misma. Y detrás de esta maniobra contra la energía natural de la sexualidad humana estarían unos oscuros poderes fácticos que él denomina agenda anti-creación, cuyo objetivo ancestral ha sido –y sigue siendo– la depredación energética del ser humano, con claras referencias a las entidades arcónticas.

Y un aviso para navegantes: este no es un texto fácil de leer y digerir pues se asienta en una filosofía próxima al gnosticismo y se mueve indistintamente entre lo científico y lo espiritual, entre el misticismo y el conspiracionismo, entre la denuncia más dura y la apelación al despertar. Por supuesto, como suele ser norma de esta casa, léase sin prejuicios y obténganse luego las conclusiones oportunas.

La agenda del fin de género

(… o la asexualización del hombre y la mujer)

El Universo es sexual. Eléctrico. Sexual-eléctrico. Su electricidad es producida por un estado de polaridad. La polaridad que causa la fricción. La fricción como fuerza fundamental de la vida. La fuerza vital que cataliza el nacimiento. El nacimiento, un acto de procreación: pro-creación. Un acto divino. El nacimiento del Universo como acción divina.

Una acción provocada por la atracción mutua que existe entre dos polos opuestos interconectados y gravitacionales. Negativo / positivo; día / noche; yin / yang; masculino / femenino. No hay vida sin dualidad. No hay dualidad sin polaridad. No hay nacimiento sin dualidad / polaridad. No hay evolución sin procreación, ni procreación sin los sexos.

Khajurahosculpture
La sexualidad sagrada en el Mundo Antiguo

La sexualidad es sagrada, fuente eterna de lo profundamente creativo; por lo tanto, en un mundo monótono, donde la supervivencia depende de la uniformidad materialista del pensamiento y de la estéril conformidad de la inacción, la sexualidad es peligrosa. Ese peligro ha llevado a un intento de neutralizar nuestra realidad cargada eléctricamente, y de hacer obsoleto el papel del hombre, de la mujer e incluso de la propia procreación, para dar paso a una carrera cibernética robótica y la posterior conquista trans-humanista de este planeta.

Exploremos este fenómeno más allá. Llevémoslo a la luz del día para que todos vean –y dejen de negar– lo que está detrás de la realidad gloriosa de la vida, la muerte y el movimiento universal. Y, al mismo tiempo, para que reconozcan la existencia y la manifestación de un cruel plan maestro para bloquear y poner en marcha lo contrario, esta gran aventura que se despliega: la evolución de la vida.

Para aquellos dispuestos a oponerse, reprimir y sofocar la fuerza vital que está detrás de la Creación, la sexualidad es realmente peligrosa. Y tanto más porque está alineada con el nacimiento de una nueva vida, un recipiente y mensajero de la creatividad espiritual universal. Las fuerzas que temen esta energética expresión de la libertad creativa están alineadas con un estado opuesto de existencia. Un estado que, para el propósito de este artículo, llamaremos “anti-creación”. Una fuerza que busca subsumir la energía creativa y transformarla en su opuesto.

Estos seres (y las entidades que los poseen) no se oponen a la existencia de la energía eléctrica per se. No desean destruir lo que les proporciona el combustible necesario para llevar a cabo su plan maestro. Pero sí desean controlarlo y usarlo para sus propios fines. No para la pro-creación, sino para su contrario, la anti-creación, una forma de aborto de la vida. Desean poseer lo que es puro, arrogándose para sí mismos tales energías puras, y usarlas como munición en una ambición inextinguible de poder, posesión y dominio absoluto. Esta forma de poder viene sin empatía, compasión o amor. Es dura, fría y a menudo despiadada. Puede asesinar, mutilar y eviscerar la vida con un aparentemente frío desprecio.

adn
ADN

Para los humanos de cálida sangre roja, esto parece casi inconcebible. Tan inconcebible como que pudiera existir una entidad desprovista de estos instintos, una entidad apoyada (adorada) por seres humanos ávidos de emular su frío y robótico machismo. Podemos encontrar tales seres entre lo que se conoce como “el 1%”. Los que practican la pedofilia y el sacrificio de niños mientras ocupan altos cargos en el gobierno, en la banca, en la judicatura, en los medios de comunicación y en otras profesiones similares. En otras palabras, aquellos que manejan el día a día de este planeta. La ambición de tales personas les lleva a asistir a las fuerzas externas y extradimensionales que desean tomar el control del ADN humano, mientras que confinan a la humanidad al desempeño de un papel servil en apoyo del “plan maestro anti-creación”.

Grandes sectores de la humanidad no pueden (o no quieren) creer que tales entidades –y los seres terrenales que las emulan– existan realmente y se involucren en esos actos atroces de violencia contra los jóvenes e inocentes que caminan entre nosotros. La mayoría de los habitantes del planeta Tierra no pueden ver que están bajo el hechizo de una agenda global de adoctrinamiento. Y que esta agenda es el mecanismo dominante de control de esta era corporativa neoliberal. Estamos aquí para ayudar a revertir esa situación.

La neutralización, banalización y sublimación de la polaridad sexual

Tomemos un respiro y preguntémonos: ¿cómo se implanta realmente la subversión y la inversión de la sexualidad natural aquí en el planeta Tierra? Dado que es un elemento clave de la misión anti-creación, ¿cuál es la metodología que aplican para asegurar su implantación generalizada?

Permítanme comenzar la respuesta a esta pregunta recordándonos que la naturaleza incorruptible de la sexualidad humana y universal es de naturaleza espiritual. Somos bendecidos con este poder. El poder de la pro-creación.

generos
Sexualidad como dualidad

Cada varón es en parte también hembra. Cada hembra es en parte también varón. Reconocemos estas cualidades en nosotros mismos. Permiten a ambos sexos empatizar el uno con el otro. Son distintivas, y sin embargo están totalmente interconectadas. Si las miramos dinámicamente, son como un baile flamenco de atracción magnética dentro de cada uno de nosotros, y también entre nosotros. El amor comienza en el interior.

Como ya se esbozó al principio, la sexualidad (sexualidad-dualidad) es la fuerza motriz esencial de la vida universal; de movimiento, de cambio, de evolución. Sin la “fricción” derivada de la atracción de los opuestos complementarios, la energía-materia viviente nunca habría llegado a existir. La fuente de la sexualidad (sexualidad-dualidad) es por lo tanto sagrada. Lo que la doctrina anti-creación pretende hacer, para lograr su objetivo, es separar a estos dos amantes y hacer que parezcan estar en desacuerdo entre sí. Hacer que la dualidad natural aparezca más como un conflicto que como una solución. Distorsionar y retorcer lo que es un todo para que parezcan dos elementos opuestos.

Una de las maniobras “anti-creación” parece que está trabajando en la disolución y el modelado de unos en otros, de tal manera que los dos estados ya no aparenten ser distintos, sino indistintos, casi totalmente carentes de definición. O sea, pretende esterilizarlos, homogeneizarlos y neutralizarlos. En otras palabras, colapsar la divina polaridad natural y hacer asexual lo que es innatamente sexual, hasta que quede desprovisto de dignidad, significado, matiz y atracción.

hipersexualidad
La venta habitual de la hipersexualidad

La otra ruta es ir por el camino opuesto y sexualizar abiertamente el sexo. Hacer de él la excitante tentación del momento. El pecado que está ahora a la venta, o gratis, si eres afortunado. Observen cómo la industria del entretenimiento ha aprovechado esta moda y nos la ha metido por nuestras gargantas con la ayuda de iconos pop como Madonna, Lady Gaga y Miley Cyrus. Todas ellas se ataviaron con vestiduras satánicas y símbolos saturnianos, transmitiendo descaradamente la fuente de su sexualidad deformada. Tales ídolos son adorados por millones de jóvenes fans, y así la enfermedad se propaga.

La banalización de la sexualidad desespiritualiza su esencia. Esto es exactamente lo que trata la agenda contra la creación. La convierte en un vacío amorfo o en una carga pseudo-erótica desnaturalizada. Ambas maniobras logran el mismo objetivo: la distorsión deliberada de las potencias superiores con las que la humanidad es bendecida.

Y no piensen que la religión está libre de estas maquinaciones. Está profundamente inmersa en tales prácticas. Basta contar el número de escándalos que implican a sacerdotes que abusan de muchachos y muchachas para saber cómo es de voluble y falso, en demasiados casos, el supuesto compromiso con la enseñanza genuinamente superior en estas instituciones.

La sublimación de la sexualidad en los aspirantes espirituales

En el mundo de los aspirantes a la iluminación espiritual existe una fuerte tendencia hacia la sublimación de las energías sexuales a fin de incrementar las energías espirituales. Pero esto es un error, ya que de ningún modo son entidades separadas en primera instancia. Son una energía, con una plétora de expresiones coloridas.

El siniestro pedestal sobre el que se sitúa la camarilla anti-creación no está amenazado por esta forma de aspiración sublimada, porque tal sublimación es en sí misma “naturaleza desnaturalizada” y, por lo tanto, drena la fuerza vital de sus ingredientes vitales. De hecho, el acto de separar lo que es un todo hace directamente el juego a las fuerzas anti-creación.

Hay mucha confusión sobre esto en la Nueva Era y en movimientos similares orientados al espíritu. Y la confusión es una herramienta para romper los lazos de la cohesión natural. Exactamente, lo que “se espera” que suceda. Muchos aspirantes creen que la sexualidad es contraria a su creencia a la hora de hacer frente a los perpetradores del mal en este planeta. No es de extrañar que la camarilla se salga con la suya ni que los pocos encuentren escasa resistencia a su dominación sobre los muchos.

La aspiración dirigida a lo divino es un despertar sexual-eléctrico, así como el acto gozoso de la unión sexual es un despertar espiritual. Son uno y ambos a la vez. Ese es el gran enigma de la vida que muchos no entienden. Sin embargo, debemos entenderlo, si queremos recuperar nuestro verdadero yo y derrocar a nuestros opresores contra la creación. Los maestros del “divide y vencerás”.

Contaminación de la reserva genética

Estrechamente relacionada con el proceso de degradación humana está la desnaturalización masiva de la dieta humana: la comida. Aquí es donde las semillas genéticamente modificadas / alimentos hacen su aparición. Son herramientas de esterilidad. En experimentos de laboratorio llevados a cabo en Francia hace cinco años, las ratas alimentadas con piensos para animales transgénicos fueron incapaces de reproducirse después de dos años. Se volvieron estériles.

transgenicos
Alimentos modificados genéticamente

Además, los productos agroquímicos tóxicos, las prácticas agrícolas monocultivo y una industria alimentaria globalizada de propiedad corporativa han reducido el valor nutricional de nuestros alimentos básicos diarios a prácticamente el mismo nivel de los paquetes en que se distribuyen. La propaganda comercial de los supermercados ha atraído a miles de millones de personas a un mundo de falsa comida y salud deficiente. Y todo esto es deliberado.

La ingeniería genética de la vida vegetal para convertirse en un agente en la prevención de la pro-creación implica una manipulación flagrante de la reserva genética de la que depende toda la vida. Es parte del mismo juego que la modelación de género que describo en este artículo. El proceso de degradación se filtra por todas partes, incluyendo el lenguaje, la política, los deportes, la educación, el ocio y hasta la simple vida doméstica. Está inevitablemente presente en las vallas publicitarias, en las pantallas de televisión y en los cines de uno al otro extremo del mundo. Y todo es parte de un plan deliberado para socavar el flujo de la vida orgánica que es común a la naturaleza, al hombre y al universo.

Corrección por motivos políticos

Un colega polaco, en una reciente visita al médico, fue informado al comienzo del trámite de registro: “Me temo que tengo que preguntarle de qué sexo es”. Para dar miedo. En estos tiempos se habla en varios frentes de hacer que la comunicación entre sexos sea “neutral de género”, a fin de evitar la discriminación políticamente incorrecta… ¡Qué locura!

conversation
Relaciones sociales marcadas por la “corrección”

Cuando se ocultan las cosas que deberían estar en la arena pública, entonces el temor de tocar algo “que no ha de plantearse” crece exponencialmente. Así, las conversaciones formales o de convivencia no pueden incluir lo que el statu quo considera “incorrecto”. ¡Bajo estas circunstancias uno pronto se encuentra en una especie de absurdo vacío de conversación donde se considera irresponsable decir casi cualquier cosa remotamente significativa!

Aquí tenemos una insidiosa esterilización de las relaciones sociales que se basa en el “miedo”. El temor de ser diferente, de estar fuera de la norma. Es otro tipo de desierto, similar al monocultivo agrícola que provee al mercado mundial de alimentos. El lenguaje reducido a una pequeña fracción de lo que puede transmitir. Una forma de ingeniería social por excelencia. Este es un lugar donde la comunicación verdadera –la del corazón, el alma y el espíritu– se ha convertido prácticamente en el maldito tabú. Tan excluida y aplanada como la basura en una planta de reciclaje.

Realmente apenas puedo valorar la miserable masacre a la que han sido sometidos nuestros poderes creativos y animados de comunicación; simplificados a manos del sistema de control centralizado anti-creación que domina este planeta. Un sistema de control que se encuentra bajo etiquetas como gobierno, religión, comisión, corporación, universidad, medicina, ejército y medios de comunicación.

Ingeniería social del lenguaje

Pero nosotros, “el pueblo”, tenemos un modo horrible de sucumbir a la agenda de esta abierta –o encubierta– ingeniería social. Muchos de nosotros lo deberíamos saber bien. Un típico ejemplo es la aparentemente inofensiva expresión “tíos” (u “¡Hola, tíos!”), dicha despreocupadamente. Toda la dignidad y el orgullo natural desaparecen en un instante, ya que la sagrada fémina y el sagrado varón se desdibujan con indiferencia en una expresión homofóbica de lo que –hasta hace poco– se empleaba para referirse exclusivamente al macho de la especie: un “tío”[1]. Ya no más. Ahora las mujeres son hombres también. Todos somos “tíos”. No importa; es genial. Es “no discriminatorio”. Sí, por su puesto: Llamar hombre a un hombre y mujer a una mujer es discriminatorio[2].

Así que no somos más que criaturas neutras asexuales, unisexuales o procreadas sin género, y nos asusta –como si fuera el mismo infierno– el carácter sagrado de nuestra feminidad y masculinidad, el magnífico carácter distintivo electromagnético inherente a la sexualidad. Lo que refleja la dualidad divina de nuestro Universo.

quantum
La danza dual entre el núcleo y los electrones

“Como es arriba, así es abajo”, amigos míos. Es hora de ser fiel a quien eres. A quienes somos. Y desde el fondo de mi corazón les invito a que no caigan en la trampa de degradar y disminuir todo lo que está en el núcleo vital de nuestras diferencias únicamente complementarias. Ya lo ven, eso es exactamente lo que la agenda anti-creación pretende lograr. Sus ejecutores saben que una vez que el poder magnético de la danza divina de la dualidad se debilita hasta el punto en que el núcleo interno pierde la dinámica con sus electrones (amantes) que giran cohesionados en torno a él, entonces lo que cataliza la expansión centrífuga del Universo entra inmediatamente en crisis.

“Tíos”, por inocuo que parezca, es un ejemplo profético de esa crisis inminente. Si la tensión sutilmente extática en el corazón de nuestro universo eléctrico ya no se pone en juego en la Tierra (como es arriba, es abajo) los terrícolas seremos cómplices de la disminución, no sólo de nuestras vidas, sino de toda la vida. El macrocosmos y el microcosmos son reflexiones completamente complementarias entre sí (como es arriba, es abajo). Nosotros influimos en la evolución del cosmos del mismo modo que éste influye en nosotros. Esa danza divina es simplemente lo que nuestra potencialidad humana innata está continuamente alcanzando hacia su plena expresión aquí en la Tierra.

El grado de su manifestación marca el grado de nuestro desarrollo creativo y expresividad. Los diversos grados de expresión creativa manifiesta establecen la agenda de la evolución continua de toda la humanidad.

La revolución está en nuestras manos

Pareceríamos estar en el filo de una navaja, entre el avance y el colapso. Tal vez eso suena demasiado optimista, porque el colapso es demasiado evidente y el avance mucho menos. Sin embargo, lo visible representa una pequeña fracción de lo que existe en este universo, por lo que no debemos dejar que domine nuestro estado de ánimo. Se dice que “la hora más oscura es justo antes del amanecer”, de modo que cuando presionamos fuerte contra la pared más allá de la cual no podemos ir, descubrimos la existencia de fortalezas que no apreciábamos que poseíamos.

La humanidad, aparentemente desmembrada por el caos deliberadamente diseñado por la agenda anti-creación, en realidad se está acercando a una unidad dinámica, a un nivel más profundo no visto. Todos los intentos de hacer lo distintivo, indistinto; lo profundo, superficial; lo divino, satánico; lo lleno, vacío; están forzando a que se abra lo que tiene el poder para revertir esta gran opresión y redimir la gloria de la vida.

Es un momento crítico de gran dramatismo en los asuntos del hombre y del universo. Un momento en el cual la verdad puede ser asida con ambas manos y transportada con el espíritu de ofrecer alegremente un regalo precioso a la fuente de la cual toda la vida se hizo manifiesta. Devolviendo algo que, por temor y egoísmo, deseábamos conservar sólo para nosotros. Y al hacerlo, lo distorsionábamos más allá del reconocimiento.

luz en oscuridad
La luz se abre paso en la oscuridad

Una vez que el don de la vida se celebra como el único tesoro que realmente es, un gran grito de gracias surge espontáneamente dentro de nosotros, resonando como una onda de sanación en las esferas más grandes de la existencia. Y en este mismo momento, los mensajeros e instigadores de la anti-creación son rechazados, perdiendo su fijación y su dominio sobre los que han actuado como combustible para su existencia parásita.

Sí, es nuestro imperativo –y sólo nuestro– liberar al universo de estos agentes de la destrucción. Estábamos imbuidos de la capacidad de realizar este acto y ahora tenemos que avanzar con valentía para lograrlo. Sí, buenos amigos, estamos muy cerca de este gran día, pero muy lejos si insistimos en la negación de nuestra dualidad innata. Si nos negamos a ensalzar la belleza de los dos grandes amantes arquetípicos. Si nos negamos a participar en la gran danza de la vida. Participe ahora o salga de esta vida como una mera sombra de su ser real. Un vacío amorfo en un universo sin sexo.

Aproveche el gran momento. Porque su riqueza y belleza asoma tan tentadoramente al alcance de toda mujer y de todo hombre dispuesto a abrazar plenamente el gozoso don de la vida.

© Julian Rose 2017

Fuente: http://www.changingcourseforlife.info/2017/02/the-gender-ending-agenda/

 Fuente imágenes: Wikimedia Commons


[1] Nota del editor: Lo que el autor quiere decir es que la expresión coloquial guys ha perdido su género masculino para incluir a las mujeres (evitando cierta “discriminación”), al referirse a un grupo de gente.

[2] Nota del editor: Esto nos podría recordar a la evidencia expuesta (mediante cierto autobús) por una asociación española que quería poner de manifiesto lo obvio y natural en cuanto al sexo frente a la corrección política imperante que pervierte las palabras sexo y género. Pero fueron duramente acusados de ser ultras y de difundir el odio y la homofobia. (Por supuesto, todo ello sin entrar a juzgar la ideología o las creencias que puedan defender la dicha asociación.)

Anuncios

3 thoughts on “La destrucción de la sexualidad humana

  1. Muy cierto. Existe desde un programa brutal en los medios masivos de entretenimiento, hasta en las propias legislaciones, que en Egpaña cuentan con todo un ministerio (de género).
    También habría que relacionar esto con los disrruptores endocrinos, tan presentes en nuestro día a día y que esterilizan por un lado y feminizan por otro.

    Hay muchos frentes aparentemente desconectados y muy diferentes: hipersexualización infantil, legalización de la pederastia, normalización de la pornografía, la prostitución, la homosexualidad como movimiento, la adopción por parejas homosexuales, aborto normalizado y regulado (controlado) por el estado, educación sexual en primaria y bombardeo constante en los medios de comunicación…
    pero todos van en una misma dirección, que como bien se dice es la destrucción de la sexualidad natural y su perversión absoluta.

    Japón es un ejemplo de triunfo de toda esta basura con su record de consumo de pornografía y también de falta de relaciones sexuales, así como de natalidad, pero… los científicos ya están trabajando para solucionarlo.

    Es difícil entender que todo esto es solo la parte visible de algo más, eso también es políticamente incorrecto, solo son teorías de conspiración o paranoias de puritanos o fanáticos religiosos.

    Un saludo.

    1. Gracias por el comentario

      Coincido básicamente con tus apreciaciones. Por separado, no parece que pase nada, pero si unes todos los puntos se ve un claro dibujo de ataque frontal a la sexualidad genuina, a la reproducción “natural” e incluso a la soberanía de nuestro propio cuerpo (la agenda transhumanista). Rose pone de manifiesto la gravedad de esta estrategia, enfocada a conseguir una población de dóciles robots sin ninguna conciencia ni energía propia; En ese sentido, el amor y la sexualidad representan un peligro enorme para la élite.

      Lo que a mi todavía me sorprende es que la gente en general no vea hacia donde van los tiros y les pase lo que a la rana que está en la olla y no se da cuenta de que el agua se va calentando hasta que es demasiado tarde. ¿Qué tendrá que pasar para que empiecen a atar cabos…? No hay que ser muy “conspiranoico”; simplemente basta ver la realidad con un mínimo de espíritu crítico, Nos la ponen día sí y día también en los medios. Ah… el miedo a ser diferente, a discrepar, a salir del rebaño… será eso.

      Saludos,
      X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s